7 Sencillos Pasos Para Perder Peso Sin Pasar Hambre

Perder peso en realidad puede presentarse como un desafío sumamente difícil. Los estilos de vida ocupados, y la simple falta de tiempo impiden que muchas personas se puedan organizar en cuanto a una debida alimentación.

Esa es una de las razones por las que he elaborado una guía sobre los principales alimentos que queman grasa, para que puedas obtener los máximos resultados en un corto período de tiempo.

Pero si alguna vez has tratado de consumir una dieta baja en calorías, es probable que estés bastante familiarizado con los dolores del hambre y el antojo de alimentos. Hagámosle frente, el hambre no es sólo una sensación incómoda, pero no es divertido en lo absoluto!

Perder Peso Sin Tener Hambre.

Te traemos siete pasos para reducir los antojos de azúcar y el hambre. Estudios recientes nos muestran que permitirse llegar al punto de sentir hambre puede ser insalubre y no te ayudará a perder peso a largo plazo. Lo que es más, lo último que quieres que suceda es llegar al punto de estar mareado, o al punto de desmayarte debido a la falta de alimentos.

Entonces, ¿cómo se puede perder peso sin tener hambre? Hemos reunido siete pasos simples, que puedes emplear a partir de cuándo te sientas decidido.

Dieta con hambre

La buena noticia para resolver este dilema de perder peso sin sentir hambre es que realmente no hay un plan de dieta estricto que tiene que ser seguido. El éxito se obtiene a partir de seguir reglas sencillas y prácticas, que es llenarte de alimentos nutritivos densos durante todo el día.

Paso Nº Uno.

Cuanto antes, debes comenzar a mirar todo lo que estas comiendo a diario, es necesario que cambies tu foco alimenticio y tengas control de todo lo que a diario pones dentro de tu boca.

Paso Nº Dos.

Elimina los productos azucarados o los dulces, así como los alimentos cargados de conservantes. Debes añadir a tu alimentación un montón de frutas, de verduras y de proteínas magras.

Paso Nº Tres.

Asegúrate de tomar el desayuno todos los días. El desayuno es clave en la provisión de energía que te alimentará para todas tus actividades matutinas. Otro beneficio de tener un estómago lleno en la mañana es que le impedirás a tu cuerpo comer cualquier alimento impropio para lo que deseas los cuales un poco más tarde te harán sentir muerto del hambre súper rápido.

Paso Nº Cuatro.

Elije las meriendas que sean saludables. Los mejores bocadillos son en realidad los que combinan un poco de proteína, fibra y grasa saludable. A menudo cuando comas, deberás prever llegar a la comida hambriento para que puedas comer con gusto todo y cualquier cosa. Esta es una buena manera de resistir la tentación.

Paso Nº Cinco.

Asegúrate de que estés comiendo una buena cantidad de fibra. Buenas fuentes consideran que en una buena alimentación se debe incluir verduras, frutas, nueces brotadas, semillas, frijoles empapados y en cantidades moderadas… Al comer más fibra, el cuerpo ralentiza la digestión y te permitirá sentirte más lleno por mucho más tiempo.

Paso Nº Seis.

Asegúrate de que obtienes tu dosis diaria de grasas buenas. Recuerda que no todas las grasas se crean por igual. Las buenas grasas como los ácidos grasos de omega3 y los ácidos grasos de cadena media pueden ayudar a aumentar las funciones del corazón, cerebro, articulaciones, ojos y piel.

Paso Nº Siete.

Por último, es importante beber cantidades adecuadas de agua al día. ¿Sabías que la mayoría de la gente confunde la sed con el hambre? Es por eso que muchos de nosotros somos tan rápidos para tomar un bocadillo en los momentos de más estrés. Sin embargo, si tomas un trago de agua antes de hacer esto, te darás cuenta de que sólo tenías sed y no procederás a comer. Además de eso, el agua ayuda a eliminar las toxinas en todo tu sistema, y ​​puede ayudarte a tener la piel sana y brillante.

Dieta con abundante agua

Si estás pensando en cambiar tus hábitos alimenticios, hacer ejercicios o quieres perder peso, quiero animarte a tomar medidas pronto. Estos siete sencillos pasos son tan eficaces como su acción, así que no lo deje más tiempo. Comienza de inmediato!

También te recomendamos que leas . . . Dietas para definir: claves para saber si mi dieta es correcta.

¿Cómo Perder Peso Sin Sentir Hambre?

¿Sabías que el secreto de adelgazar podría estar en el comer más y no menos? Dos cosas que de seguro te caracterizan es que te encanta comer, y odias sentir hambre! Es normal ​​pensar que estas cualidades pueden arruinar tu oportunidad de tener éxito en la pérdida del peso. Afortunadamente estas equivocado, y debes aprender que sentir hambre es, más que simplemente, algo no tan divertido; sentir hambre no es saludable y en realidad puede hacerte más difícil perder peso.

¡El Secreto De Perder Peso Para Bien!

En realidad no tienes que seguir un plan de dieta estricta para perder kilos de más y mantenerlos a raya. De hecho, la mejor estrategia es muy sencilla: Llenarte de los alimentos más nutritivos y densos durante todo el día, en lugar de centrarte en lo mucho que estás comiendo, es mucho más eficaz para ver lo que estás comiendo. Es casi imposible comer en exceso si tu plato está lleno de alimentos ricos en fibra y nutritivos.

Puedes hacer un cambio en la cantidad de calorías que consumes en el día, que de seguro te mantiene en una frustración constante, mediante la adopción de un estilo de vida vegano. Al eliminar los productos animales de tu dieta, puedes lograr cambios positivos y duraderos en tu vida, incluyendo por supuesto la  pérdida de peso, aumento de energía, mejor tez, mejor rendimiento atlético y un gran alivio de todos los problemas digestivos. Para completar este combo de beneficios, todas las comidas pueden tener un saber súper divino y te podrán dejar completamente satisfecho.

¿Cómo Empezar?

Cambiar drásticamente tu dieta durante la noche puede parecer un poco abrumador (y rara vez conduce a un cambios duraderos), así que lo mejor es que des un paso a la vez. Puedes comenzar con una sustitución de alimentos e ir agregando otros alimentos poco a poco.

Puedes comenzar apoyándote en tu decisión de lo que deseas, y luego ir empujándote hacia esa dirección para ir creando el hábito de lo que parece imposible, todo se trata de constancia y no parar de intentarlo.

Aquí hay algunos intercambios simples que puedes hacer para obtener más alimentos a base de plantas en tu dieta:

  • En lugar de leche puedes tomar una taza de té verde.
  • Come mas almendras, soja o leche de coco (sin azúcar) en lugar de Carne.
  • Come más frijoles, legumbres, tempeh o tofu en lugar de queso.
  • Coma más hummus, aceite de oliva y balsámico (con verduras), en lugar de huevos.
  • Toma más batidos proteicos a base de plantas, mantequilla de almendras, harina de avena, etc.

5 Consejos Para Lograr Unos Resultados Duraderos.

Consejo Nº Uno. Nunca Olvides Comer El Desayuno.

Comer un buen desayuno proporciona a tu cuerpo más energía para alimentar la actividad física durante toda la mañana. Además, comer una comida saludable en la mañana puede ayudarte a evitar la tentación de llegar a una solución rápida cuando tu estómago comience a gruñir alrededor de las once de la mañana.

Puedes probar con un plato de quínoa o de avena para obtener una combinación de carbohidratos complejos, proteínas, fibra y grasa saludable. Comienza con una media taza de granos calientes (de su elección) y añádele la leche de almendras, nueces, bayas, canela y miel. Si esto no es conveniente en tu caso, prueba con un trozo de pan tostado con mantequilla de almendras y plátano.

También te recomendamos que leas . . . Conoce los 8 errores más comunes, que hacen fracasar tu dieta.

Consejo Nº Dos. Snack Más Inteligente.

Los mejores bocadillos para mantenerte sintiendo energizado son una combinación de proteínas y carbohidratos. Al igual que comer el desayuno, los snacking en los alimentos llenos de nutrientes durante todo el día pueden ayudarte a evitar llegar a tener tanta hambre como para llegar a comer cualquier otra cosa indebida. (Confía en mí, tu cuerpo preferiría comer una manzana y una onza de queso que una bolsa de papas fritas de la tienda del mercado).

Puedes probar los Snacking en pequeñas cantidades de nueces, frutas frescas, o verduras y hummus cada dos o tres horas durante el día.

Consejo Nº Tres. Elije Los Carbohidratos Complejos.

Sí, puedes comer carbohidratos y tener un cuerpo knockout, sólo debes asegurarte de comer los carbohidratos permitidos. Evita todos aquellos carbohidratos que sean procesados ​​y refinados (la sustancia blanca) y elije los carbohidratos más complejos tales como el arroz integral, la avena y las legumbres. Los carbohidratos complejos proporcionan fibra dietética, vitaminas y minerales, lo que ralentiza la digestión y te hace sentir más lleno más tiempo (la clave para el éxito de la pérdida de peso).

Evita carbohidratos refinados

Los carbohidratos refinados son altamente procesados ​​y a menudo están llenos de azúcares añadidos. Estos alimentos se descomponen fácilmente para suministrar energía rápida en forma de glucosa a través de todo el cuerpo.

Esto es algo bueno si tu cuerpo necesita energía rápida (si está corriendo una carrera o practicando algún deporte), lo más recomendable para la mayoría de las personas es que elijan por encima de los alimentos procesados, alimentos que sean mínimamente procesados y ​​que contengan azúcares naturales, como la fructosa en la fruta.

Debes tratar de encontrar las maneras de ajustar más las verduras, las frutas y los granos enteros (arroz integral, quinua, mijo, avena) en tu dieta diaria. Algunos carbohidratos refinados para limitar en tu régimen de alimentación son el pan blanco, la pasta blanca y los productos horneados con azúcar.

Consejo Nº Cuatro. Disfruta De Las Grasas Buenas.

Al igual que los carbohidratos, no todas las grasas se crean igual. Las grasas “buenas” (ácidos grasos omega-3, especialmente EPA y DHA) son muy beneficiosas para tu salud. Las investigaciones muestran una fuerte evidencia de que los Omega3, EPA y DHA pueden aumentar la salud del corazón, cerebro, articulaciones, ojos y piel.

Puedes probar con los pescados grasos como el salmón y el atún y los suplementos de aceite de pescado, los cuales son las fuentes más fáciles de ácidos grasos como el omega-3.

Consejo Nº Cinco. Bebe Abundante Agua Durante Todo El Día.

El agua es el elixir por excelencia de la buena salud. El mantenerte hidratado lo hace todo, desde impulsar los niveles de energía a la promoción de una piel sana y brillante, hasta el hecho de ayudarte a bajar de peso.

El agua potable también ayuda a eliminar las toxinas y los productos de desecho en el cuerpo. Puedes probar bebiendo dos vasos de agua de ocho onzas antes de cada comida. No sólo estarás hidratando todo tu cuerpo, sino que será menos probable que comas en exceso durante las comidas.

También te recomendamos que leas . . . 5 estrategias sencillas para añadir más proteínas a tu dieta.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.