4 Razones para hacer ejercicio con tu pareja

Fortalece tus músculos y tu relación mientras haces ejercicio con tu pareja.

Las parejas que entrenan juntas, se quedan juntas ¿Así no es cómo reza el viejo dicho? El hacer ejercicio con tu pareja no solo se puede traducir en ganancias de músculo y desempeño, sino también en tu relación.

Comienza a entrenar con tu pareja hoy mismo y obtén alguno de los muchos beneficios que puede proveerte.

4 Razones para hacer ejercicio con tu pareja

1 – Fortalece las habilidades de comunicación en situaciones estresantes

La comunicación es importante cuando estás discutiendo finanzas o futuros enfoques en cuanto a la crianza de los hijos. Hacer ejercicio con tu pareja te permite practicar la comunicación en situaciones estresantes con regularidad.

Prevenir que una barbell cargada caiga sobre la cabeza de tu pareja, o asegurarte de que no se caigan hacia adelante con una barra cargada en su espalda provee una oportunidad excelente para trabajar en las habilidades comunicacionales con el o ella. Entrenar juntos los va a ayudar a aprender a vocalizar mejor las emociones y proveer un feedback y dar ánimo en momentos de tensión.

También podrás aprender a interpretar el lenguaje corporal de tu pareja. (¿Puede ella/el hacer una repetición extra?).

 4 Razones para hacer ejercicio con tu pareja

2 – Fortalece Su Conexión Emocional

El lazo emocional puede ser definido como la necesidad de asociarte con otra persona para poder lograr un nivel de cercanía y seguridad en presencia de esa persona. Hacer ejercicio con tu pareja de forma consistente fortalece de forma natural esa conexión emocional al desarrollar algo que se conoce como mimetismo (o pareo no verbal).

De acuerdo con un estudio publicado en el Diario Británico de Psicología, el mimetismo ayuda a que la gente se sienta en sintonía total con otros, y esos quienes lo experimentan o se comprometen tienden a reportar grandes sentimientos de estar “enlazados” con su compañero.

Ya sea correr en el mismo lugar, intercambiar mancuernas entre sets, o pasarse un balón medicinal una y otra vez, hacer ejercicio con tu pareja te da una oportunidad para desarrollar esta conexión. Y mejor que creas que esta conexión va a brillar también fuera del gimnasio.

Razones para hacer ejercicio con tu pareja

Recomendado para ti: Como construir tu propio entrenamiento portátil

3 – Desarrolla tu Confianza

Puede ser tentador saltarse un entrenamiento cuando estás cansado, pero saber que alguien que te importa está contando contigo debería ser más que suficiente para hacerte salir del sofá y dirigirte directo al gym.

Tu pareja va aprender a confiar en ti, lo cual es mucho más atractivo que tus deltoides cuando tu y tu pareja estén planeando un futuro jutnos.

4 – Pasan Más Tiempo Juntos

En la actualidad, sentarse a pasar el rato y estar pegado a Netflix es un lujo que uno puede darse e vez en cuando. Porque la mayoría del tiempo nos la pasamos haciendo malabares con el tiempo para cumplir con tu trabajo, actividades escolares y numerosas actividades extracurriculares. Probablemente también tengas amigos y familiares con los cuales necesites pasar el tiempo.

Afortunadamente, has hecho que el gimnasio sea un hábito. Al hacer ejercicio con tu pareja, los dos no solo estarán trabajando en dirección a formar una mejor mente y cuerpo, sino que también van a pasar algo de tiempo juntos.

Consejos para fomentar el lazo al hacer ejercicio con tu pareja

 1 –  Deja que tu pareja guíe

Consejos para hacer ejercicio con tu pareja

El entrenamiento de fuerza se siente como un desafío, lo cual me mantiene interesado ¿Pero estirar? Es lento y aburrido y no siento que me haga ningún tipo cambio en mi cuerpo. Antes me provocaba pasarme ese paso siempre.

Pero a mi pareja le encantan los estiramientos, o por lo menos su propia versión de un estiramiento. Y como accedimos a hacerlo todo juntos, no solo puedo saludarla y ponerme a levantar pesas. Tengo que quedarme durante el estiramiento también.

Y eso quizás sea lo que me salvó de lesionarme. Un calentamiento dinámico prepara tu cuerpo para la acción. Mejora tu rango de movimiento, impulsa tu sistema nervioso central y amplifica el flujo sanguíneo a los músculos, mejorando el desempeño y reduciendo el riesgo de lesiones.

Por supuesto, estos beneficios están todos dentro de tu enfoque. Traté de visualizar cada estiramiento como un reto porque eso es lo que me gusta más del físico culturismo. Si un estiramiento duele, lo tomo con calma y buscaría ir mejorando de apoco con el paso de los días.

Recomendado para ti: Guía de Bíceps: Anatomía, consejos y ejercicios

 2 – Da Realimentación Constante

Una vez mi pareja me miró en el medio de una sentadilla Split y me dijo, “¿estamos haciendo esto bien?” Y me encogí de hombros. Lo habíamos estado haciendo de esa manera por semanas – un paso caminando de lado y con una especie de dip al final.

Así que tomé mi smartphone y me puse a buscar información sobre la sentadilla Split. Lo habíamos estado haciendo totalmente mal. El ejercicio comienza en una postura escalonada en la cual bajas tu cuerpo hasta que la rodilla de la pierna que tiene atrás está casi que tocando el suelo.

Las instrucciones que nos había dado el instructor se nos habían olvidado por completo. Lo cual es un recordatorio del peligro de hacer ejercicio con tu pareja. Puedes convertirte en un imitador de los errores del otro.

Las 4 Razones para hacer ejercicio con tu pareja

Lo mejor que puedes hacer para evitar esto es dar una retroalimentación constante. Trata de decir cosas como, “lo estás haciendo genial” o “endereza la espalda”. Hay que tratar de ser alentador, pero no hay que dejar pasar los errores por alto.

También es bueno que le des a tu pareja una tarea en cuanto a la retroalimentación. Por ejemplo, si tienes problemas manteniendo las rodillas fijas mientras haces sentadillas laterales, dale la tarea a tu pareja de avisarte cuando lo estés haciendo mal.

3 – Impúlsense Mutuamente

 En un entrenamiento convencional suelen haber 60 segundos de descanso entre sets. Pero algunas personas tienden a impacientarse y quieren hacer todos los ejercicios sin parar.

 Esto es algo malo, el descanso es el héroe silencioso de los entrenamientos. Puedes lograr bastantes ganancias y ver buenos resultados si tienes los períodos de descanso adecuados.

Si te saltas el descanso y arrancas con un ejercicio, puedes fatigarte y abandonar la técnica correcta en pleno ejercicio, poniéndote en merced de una lesión. Si tienes el hábito de ir demasiado fuerte, puedes caer en el síndrome del sobre entrenamiento – también conocido como “la platea”, donde las ganancias disminuyen y el cansancio es crónico.

Te preguntarás “¿Cómo es que entrenar con tu pareja puede ayudarte con esto?”, sencillo mientras tu pareja se ejercita, tu observas. Después cambian roles.

De esa forma los dos se ejercitan y los dos descansan.

4 Razones para hacer ejercicio con tu pareja

Estas fueron las 4 razones para entrenar con tu pareja. Encuentra el equilibrio entre el fitness y tu relación amorosa, inténtalo. Después dinos como te va con eso.

No te vayas sin leer antes: Como volverte más fuerte en 31 días

 

Loading...

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.