Cómo Detener y Prevenir Efectivamente el Dolor Articular (Parte 1)

0
312

“Un gramo de prevención vale un kilo de salud.” Ben Franklin dijo una vez esa famosa frase y tiene mucha relevancia para nosotros que estamos físicamente activos, especialmente para los atletas y halterófilos.

Si quieres Detener y Prevenir Efectivamente el Dolor Articular, aquí te diremos como.

Las personas se apresurarán a comprar proteína en polvo, refuerzos hormonales, quemadores de grasa y similares, pero usualmente pasan por alto estrategias y productos para mejorar la salud en general y la longevidad, como preservar la salud de las articulaciones.

Bueno, cualquiera que ha pasado algún tiempo en el gimnasio entrenando fuerte, sabe qué tan importante es la salud de las articulaciones.

Más de 52 millones de americanos sufren de artritis, y si tus articulaciones están inflamadas o lesionadas, tu rendimiento disminuye en todos los aspectos.

Cuando tus rodillas, caderas y hombros duelen, pierdes velocidad, fuerza, poder y agilidad; tienes que dejar de hacer ciertos ejercicios y actividades; no puedes soportar el peso que alguna vez pudiste; y usualmente tendrás que aprender a lidiar con dolores constantes y persistentes.

Las articulaciones sanas son una de esas cosas que las personas no aprecian completamente hasta que se van.

Detener y prevenir efectivamente el dolor articular

Bueno, en este artículo, aprenderás cuales son las causas más comunes de dolor articular y cómo tratarlas natural y saludablemente, y prevenirlas.

 ¿Qué causa dolor articular?

como detener y prevenir dolor articular

Las articulaciones son lugares en el cuerpo donde dos huesos se conectan y, en la mayoría de los casos, proveen una estructura de soporte y permiten el movimiento.

Por ejemplo, la articulación de tus caderas conecta el fémur a tu pelvis, la articulación de la rodilla conecta tu fémur con tu tibia, y la articulación de tus hombros conecta el omóplato a tu brazo (al húmero).

Estructuralmente hablando, existen tres tipos de articulaciones: fibrosas, cartilaginosas, y sinoviales.

  • Las articulaciones fibrosas están conectadas por un tejido conectivo denso llamado colágeno. A todas estas articulaciones se les llaman “articulaciones fijas” porque no se mueven.

Un ejemplo de articulaciones fibrosas son esas que se encuentran entre los huesos del cráneo, y entre ciertos huesos largos del cuerpo, como el radio y el cúbito.

  • Las articulaciones cartilaginosas están conectadas por cartílago, el cual es un tejido conectivo rígido y rico en colágeno.

Las articulaciones cartilaginosas permiten más movimiento que las fibrosas.

Un ejemplo de las articulaciones cartilaginosas son los discos entre tus vértebras y la primera articulación esternocostal, que es donde se conecta tu primera costilla al esternón.

  • Las articulaciones sinoviales son las articulaciones móviles más comunes en los mamíferos. Ellas están conectadas por estructuras complejas que consisten en una cavidad llena de fluido, una cápsula que lo envuelve, cartílago y, dependiendo de la articulación, otros tejidos como discos, tendones, ligamentos y estructuras en forma de saco llenas de fluido que además reducen la fricción.

Y como esto es mucho para procesar, aquí hay una imagen para ayudarte:Que hacer para detener y prevenir el dolor articular

Varios ejemplos de articulaciones sinoviales son: los codos, hombros, muñecas, rodillas.

Entonces, ¿qué causa el malestar y el dolor de las articulaciones?

Bueno, las causas comunes incluyen:

  • Artritis (más adelante hablaremos de esta)
  • Bursitis (inflamación de la bursa)
  • Tendinitis (inflamación de un tendón)
  • Lesión de un ligamento o tendón (esguinces y torceduras)
  • Distensiones musculares
  • Lesion ósea (fracturas y roturas)
  • Dislocación

Aunque, vamos a ponernos más específicos y hablemos de los más comunes con los que la gente lucha y así logres estar más informado para que puedas Detener y Prevenir Efectivamente el Dolor Articular en caso de padecerlo en algún momento.

¿Qué causa dolor en la rodilla?

Como evitar y solucionar el dolor articular

El dolor en la rodilla es común especialmente en los atletas.

Las causas comunes de dolor en las rodillas son, como se dijo antes, esguinces y torceduras, desgarros en los cartílagos e inflamación de los tendones, pero la compleja naturaleza de la articulación de la rodilla la hace sensible a otros problemas.

Por ejemplo:

  • Flexionarse y arrodillarse repetidamente pueden agravar el saco lleno de líquido sobre la rótula.
  • El síndrome de la banda iliotibial, el cual es un dolor causado por la agravación de la banda iliotibial – una franja de tejido fibroso que se extiende desde tus caderas hasta la parte externa de tus rodillas.
  • Desequilibrios musculares y rigidez, y falta de alineación de las piernas.
  • Inflamación de los tendones que rodean tu rodilla (la tendinitis rotuliana es particularmente común).

Te recomiendo leer: 7 Leyes para entrenar las piernas de forma correcta

¿Qué causa dolor en la cadera?

Detener y prevenir el dolor articular

Al igual que el dolor de la rodilla, las causas más comunes del dolor en las caderas son la artritis, bursitis, tendinitis y el desequilibrio muscular.

Una de las áreas de la articulación de la cadera que normalmente les da problemas a los atletas es la articulación sacroilíaca en la pelvis.

Aquí un ejemplo de cómo luce:

Detener y prevenir efectivamente el dolor articular

La articulación sacroilíaca está designada a transferir fuerzas desde y hasta la parte lumbar de la columna en la cadera y las piernas, y cuando se agrava o se lesiona, el dolor se siente en la parte baja de la espalda, cadera y/o piernas.

Las sentadillas proporcionan una cantidad tremenda de presión en la articulación sacroilíaca, la cual es una de las razones por la que muchos halterófilos lidian particularmente con el dolor sacroilíaco.

¿Qué causa dolor en los hombros?

como solucionar el dolor articular

El hombro es una articulación compleja y extremadamente móvil.

Ésta mueve el hombro hacia adelante y hacia atrás, y permite que el brazo se mueva en un movimiento circular, así como hacia arriba y lejos del cuerpo.

La estructura de la articulación del hombro es una “pelota y una fosa” diseñada con tres huesos principales amortiguados por una capa de cartílago: el húmero (el hueso largo que va desde el hombro hasta el codo), la clavícula y la escápula (el omóplato).

Existen dos articulaciones principales en el hombro:

  • La articulación acromioclavicular. Esta conecta la parte más alta de la escápula y la clavícula.
  • La articulación glenohumeral. Está compuesta por la parte alta del húmero que tiene forma de pelota y la fosa en la escápula.

Así es como luce:como detener y prevenir eficientemente el dolor articular

La impresionante gama de movimientos del hombro es producido y regulado por el manguito rotador, el cual está compuesto por cuatro músculos y sus tendones: supraespinoso, infraespinoso, redondo menor y subescapular.

Las lesiones del manguito rotador son más comunes entre los halterófilos que en el resto de la población por un par de razones:

  • Muchas personas, los hombres particularmente, hacen mucha press de banca y press de hombros, y no suficiente arrastre. Esto causa un desequilibro entre los grupos musculares anteriores y posteriores del torso.
  • Muchas personas también realizan press de banca de forma inapropiada, la cual pone a los músculos del manguito rotador en una posición comprometida y propensa a lesiones.

Te recomiendo leer: 9 cosas que no debes hacer cuando entrenes hombros

¿Qué es la Artritis?

Detener y prevenir el dolor articular

Muchas personas piensan erradamente que la artritis es algo inevitable que todos en algún momento de nuestras vidas padeceremos.

Bueno, mientras aceptamos que nuestros cuerpos eventualmente se desgastarán, si cuidamos bien de nuestras articulaciones, ellas pueden mantenerse sanas y funcionales por mucho, mucho tiempo.

Como ya sabes, tus articulaciones están envueltas en un tejido cartilaginoso flexible, la cual las lubrica y absorbe los impactos físicos. Un cartílago sano conserva la facilidad de movimiento y mantiene tus articulaciones libres de dolor.

Muchas personas pueden asumir que los ejercicios regulares pueden acelerar la pérdida de cartílago por un uso repetitivo y desgastarlo. Aunque, las investigaciones dicen lo contrario.

Unos tipos de ejercicios por lo general parecen ser perjudiciales para las articulaciones, como la halterofilia y carreras de larga distancia, pero no están asociados con el desgaste del cartílago. De hecho, el ejercicio regular parece ayudar a conservar los niveles de salud de los cartílagos.

Entonces, ¿por qué los que se ejercitan a largo plazo y los atletas parecen sufrir de problemas articulares? Y, ¿qué se puede hacer para Detener y Prevenir Efectivamente el Dolor Articular?

Bueno, para responder a todas esas preguntas, vamos a echar un vistazo un poco más de cerca de como las articulaciones pierden su integridad estructural, resultando artritis eventualmente.

Dos formas comunes de artritis son la osteoartritis y la artritis reumatoide, la cual involucra una inflamación dolorosa de las articulaciones resultante de un desgaste gradual del cartílago.

Se ha creído desde hace mucho que la osteoartritis es una consecuencia natural de la vejez, y que la artritis reumatoide es una enfermedad autoinmune que desencadena inflamación y destrucción articular.

Bueno, ahora sabemos que ambas condiciones son, al menos parcialmente, causadas por una respuesta inmune destructiva no deseada a una articulación colagenosa que carcome las articulaciones. Lo que pasa es que el sistema inmune del cuerpo ataca a la articulación cartilaginosa como una sustancia extraña y no deseada.

Esto puede convertirse en un ciclo vicioso: el ataque destruye lentamente las articulaciones, la cual causa más inflamación, lo que desencadena una respuesta inmune más grande.

Entonces, teóricamente, si pudiésemos detener este ataque interno en las articulaciones, así como reducir la existencia de la inflamación articular, podríamos mejorar dramáticamente la salud articular y reducir el riesgo de una enfermedad o disfunción, incluyendo la artritis.

Y esto es exactamente lo que sugieren las investigaciones.

Los estudios muestran que, en personas con condiciones de artritis, reducir la inflamación y “enseñar” al sistema inmune a que deje de atacar las proteínas encontradas en las articulaciones cartilaginosas, pueden mejorar la salud y función de las mismas significativamente, y disminuir o incluso eliminar el dolor y la hinchazón.

Está demostrado que existen varios suplementos que ayudan a Detener y Prevenir Efectivamente el Dolor Articular. Más adelante los nombraremos.

Loading...
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here