¡7 Razones Por La Que Tus Pantorrillas No Crecen!

0
2970

Para muchas personas no les resulta tan sencillo hacer crecer las pantorrillas. Para fortalecer y agarrar volumen en las pantorrillas debes enfocarte en algunos consejos que son necesarios.

Algunos expertos afirman que a una persona tener buenas pantorrillas o gemelos quiere decir principalmente que un practicante de musculación está genéticamente bendecido. Son muchos los que dicen que ya han intentaron de todo y que sus pantorrillas simplemente no responden a todo tipo de entrenamiento para poder crecer.

Los que se sienten frustrados por esta pesadilla de que piensan que de ninguna manera podrían tener buenas pantorrillas, realmente lo que deben de saber es que esto está sucediendo porque, aunque no lo creas, no se ha hecho todo el esfuerzo para entrenar de la forma más correcta, incluyendo algunas técnicas adecuadas así como también algunas variables para conocer donde estas fallando en el progreso del desarrollo de tus pantorrillas.

Vamos a intentar estudiar cada variable y distinguir cual es la mejor solución para cada una de estas de forma que se puedan alterar y se pueda obtener un rendimiento positivo y un posterior crecimiento auténtico de las pantorrillas.

Pantorrillas gigantes

¿Por Qué Es Tan Difícil Hacer Crecer Las Pantorrillas?

¡7 Razones Por La Que Tus Pantorrillas No Crecen!

  1. La Negligencia.

Vamos a hablar con sinceridad, el primer motivo por la cual las pantorrillas no crecen es porque sencillamente las personas no los entrenan tan arduamente como los demás grupos musculares, hasta es probable que se deje el entrenamiento de pantorrillas para el final del entrenamiento y que en la mayor parte de las veces ni se entrenan por muchas razones entre las cuales pueden destacarse el que se considera los gemelos como una zona débil del cuerpo.

La solución es priorizar el ejercicio de las pantorrillas y a pesar de que se haga pesado o algo doloroso es preciso diseñar un programa bien serio, dándoles la prioridad que se merece las pantorrillas como un musculo también importante, bien sea al inicio del entrenamiento o también lo puedes dejar aislado o descansando un cierto día; de esta forma tendrás la total certeza que cuando entrenes los gemelos tu mente y tu cuerpo estarán frescos, con energía y fuertes para cumplir con rutinas específicas.

  1. La Falta De Cambios.

La falta de cambios es la siguiente variable que es muy responsable por la cual las pantorrillas no crecen; porque claramente sí se realiza el mismo ejercicio todo el tiempo nunca podrás crecer; no es que seamos adivinos pero de seguro que siempre haces las siguientes rutinas para los gemelos:

Loading...
  • Elevaciones de pantorrillas en pie haciendo de 3 a 4 series de 15 o 20 repeticiones.
  • Elevaciones de pantorrillas sentado haciendo de 3 a 4 series de 15 o 20 repeticiones.

En realidad las pantorrillas no te crecen más con estos ejercicios porque las mismas ya se adaptaron a la misma rutina y dejan de reaccionar ante tales contracciones musculares; entonces lo recomendable es variar un poco y proporcionar un choque a esta zona del cuerpo alterando los entrenamientos; esto pasaría luego de tres a cuatro semanas, tiempo en el cual esto sucede y se dejan de ver los progresos en términos del tamaño y de la fuerza, es a partir de allí cuando debes de considerar que ha llegado la hora de cambiar.

Una rutina que sea cuidadosamente planificada, te ayudara a maximizar tus resultados, pero casi todo lo que es nuevo para tu cuerpo estimulara un nuevo desarrollo de los músculos; para esto existen muchas variables útiles para construir una rutina de entrenamientos de las pantorrillas.

Sólo se debe mezclar los ejercicios como es el caso del número de las series, las repeticiones, la selección de otros ejercicios, el orden de los ejercicios, la duración del tiempo de descanso entre cada serie, la cantidad de carga, el tiempo en pones el musculo bajo tensión o la frecuencia del entrenamiento.

Al mismo tiempo para ser más intensos los entrenamientos se pueden combinar las súper series, las tri- series, las series gigantescas, las series descendentes, las repeticiones negativas súper lentas, las contracciones máximas, la tensión continúa, las repeticiones parciales o las repeticiones forzadas.

  1. La Genética.

No se puede ser tan inocente y decir solo que la genética de una persona no contribuye de una manera determinante en el desarrollo de las pantorrillas; pero esto no es una excusa para culpar por completo a la genética cuando no puedes ver los resultados, esta manera de pensar de verdad que es bien ingenua.

En realidad la genética de cada persona no está bajo el control propio, pero muchas variables como es el caso de la intensidad y la consistencia en el entrenamiento, también la planificación y la periodización del entrenamiento y sobre todo la aptitud mental producen el cambio que muchas veces se busca.

La idea se concentra en entrenar fuerte de acuerdo al tipo de cuerpo que tengas y con una alta intensidad; pero para ello se requiere de una orientación mental positiva sin culpar a la genética del problema para hacer crecer esas pantorrillas que tan bien quedan al momento de pasear por una playa o un parque en bermudas; pero cuando se entrena para competir realmente hacen la diferencia a la hora de sumar puntos.

Gemelos desarrollados

También te recomendamos que leas . . .  Entrena como Cristiano Ronaldo y Gana Un Cuerpo De Película

Algunos culturistas profesionales aseveran esto decisivamente: cuando la genética es un factor definitivo pero no es la única variable que distancia a un atleta de llegar a la cima de su carrera; el empeño, el esfuerzo, la determinación, la concentración y el espíritu de sacrificio te llevará a tener unas pantorrillas fabulosas, siempre recordando que si entrenas al cien por ciento hasta llegar al fallo muscular máximo y combinándolo con una buena dieta y suplementación adecuada, así como también descansando lo suficiente, comenzaras a masacrar ese terrible mito transformando tus miembros inferiores en unas Piernas de Hércules.

  1. Un Flujo Sanguíneo Débil.

Por casualidad vemos en algunos culturistas muchas veces su vascularización donde claramente se puede observar un bajo porcentaje de grasa en su cuerpo; pero casi todos los culturistas top son más vascularizados que una persona normal, sin contar con la proporción de grasa corporal y la razón por la que esto acontece es debido a años y años de entrenamiento intensivo que les ayudaron a desarrollar un sistema vascular que logra llevar importantes cantidades de sangre a todos los músculos.

Mientras que el desarrollo muscular puede ser mayormente atribuido al incremento en el tamaño de las fibras de los músculos, el flujo sanguíneo cuenta también como un factor bien importante, se podría considerar entonces que una persona que tiene una pantorrilla débil habitualmente es una persona que no logra obtener una buena congestión en los músculos durante un entrenamiento de pantorrillas.

La solución es extender la congestión muscular inducida por el entrenamiento y acrecentar la frecuencia del entrenamiento; y como las pantorrillas son músculos más pequeños necesitaran de menos tiempo para recuperarse luego de un entrenamiento, por esto pueden ser más entrenadas; hasta se puede incluirse tres a cuatro veces a la semana variando entrenamientos pesados con entrenamientos livianos.

Los días en que entrenes pesado puedes usar la mayor carga posible para realizar de ocho a quince repeticiones y en el próximo entrenamiento pesado aumentar un poco más la carga. Los días en que entrenes liviano es mejor utilizar las técnicas que brinden el máximo viable de congestión en tus músculos.

También te recomendamos que leas . . .  El entrenamiento de prisionero: Ponte en forma a lo vieja escuela

El objetivo no es devastar el musculo de las pantorrillas, sólo es inducir una mayor circulación y un mayor flujo sanguíneo, entonces, en la medida en que se vaya desarrollando la tolerancia al ácido láctico en el musculo y se vaya ganando más resistencia, se podrá intentar desde 60 hasta 100 repeticiones con un peso algo liviano para alternar haciendo tres o cuatro series inclusive en una forma regresiva.

La Dieta También Juega Un Rol Importante En El Flujo Sanguíneo.

Al mantener un alto consumo de carbohidratos y al tener un mayor nivel de glucógeno en los músculos, las congestiones musculares y el flujo sanguíneo será mejor y mayor. A pesar de que se esté realizando una dieta baja en hidratos de carbono no se debe olvidar hacer una carga de carbohidratos cada cuatro días, de lo contrario se va a tener la dificultad en conseguir una congestión muscular aceptable para el fin; recuerda que sin glucógeno muscular no puede existir congestión muscular.

Entrenamiento de pantorrillas

  1. Una Unión Neuro Muscular Frágil.

Agarrar fuerza y el tener un crecimiento muscular adecuado requiere de un fuerte componente neurológico; cuando se comienza un entrenamiento se deben de modificar ciertos aspectos en algunas rutinas para intensificar y para empezar a hacer crecer los músculos de las pantorrillas con movimientos nuevos, para esto  se requiere por lo general de una conexión neuro muscular, lo mismo pasa en el caso de las sentadillas o en el peso muerto.

El proceso neuro muscular envuelto para ejecutar un determinado ejercicio si no está completamente desarrollado para entrenar de la forma más correcta, entonces no te ofrecerá los resultados esperados debido a que no se llega a la debida contracción muscular máxima para desarrollar el volumen y la fuerza de las pantorrillas o los gemelos.

  1. Se Necesita Una Concentración Mental Máxima.

Lo primero que debes tomar en cuenta a la hora de entrenar todos tus músculos en general, es que debes de trabajar la capacidad de concentración y tu enfoque mental; se debe introducir todos los pensamientos en el músculo y de verdad debe de ser solamente en el mismo músculo.

Tener un grupo de entrenamiento también es muy importante pues estimulan al atleta a seguir cierta rigidez y postura en medio de sus rutinas de ejercicios y se motivan entre sí a crecer como atletas.

Se debe bloquear cualquier tipo de distracción, entonces, al entrenar las pantorrillas, uno se puede aislar del mundo entero y centrarse totalmente con mucho énfasis en la contracción del movimiento superior de los ejercicios de los gemelos. Si conservas contraídas al máximo las pantorrillas en la parte final del movimiento durante tres a cinco segundos, aumentaras el tiempo de tensión límite y máxima para mejorar la conexión neuro muscular que existe en las pantorrillas, lo que traerá como posterior consecuencia un aumento en los músculos de los gemelos.

  1. No Sobrepasar La Barrera Del Dolor.

En la actualidad existen dos vertientes bien distinguidas acerca de la bien llamada barrera del dolor; este término es antiguamente conocido por las personas que integran el mundo del culturismo y de quienes buscan una inminente hipertrofia de sus músculos. Es muy común escuchar en los gimnasios,  “Entrena pero no te Sobre limites en el Gimnasio” y muchos culturistas coinciden en el resumen que la hipótesis más saludable es la que ya mencionamos, entrenar hasta que el dolor te del alerta que ya debes de parar.

Pero si eres un deportista que desea ser un enorme gigante y deseas obtener mejores resultados, entonces debes optar por hacer todo lo contrario, entrena sin importar el dolor y mientras más te duela más aguantas, encarando el dolor del entrenamiento como un placer al entrenar duro hasta sentir que tus pantorrillas comienzan a quemarse en su máxima expresión.

Uno de los físico- culturistas más famosos es “Arnold Schwarzennegger” quien citó que la única forma de ser un campeón es por medio del dolor, enfrentándolo al sobrepasar cada repetición forzada; también define al dolor como una debilidad que en cualquier momento debe de abandonar el cuerpo. Muchos son los que consideran esto como un tipo de masoquismo, pero los culturistas que practican tales entrenamientos que ya sobrepasaron ese nivel intermedio, entienden perfectamente de que estamos hablando.

¿Por qué las pantorrillas no te crecen? Sinceramente este es uno de los músculos que resulta más terco de todo el cuerpo; para hacer crecer las pantorrillas se debe saber entrenar debidamente, pero sobre todo se debe evitar caer en los errores más comunes que antes describimos. Analiza muy bien si estás cometiendo alguno de estos errores; si visualizas alguno solo corrígelo y  verás cómo en muy poco tiempo tus pantorrillas comenzaran a desarrollarse.

También te recomendamos que leas . . . Como Aliviar El Dolor De Piernas Después Del Ejercicio. 4 Tratamientos Para Mejorar Los Dolores Musculares

Loading...
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here