3 Razones Por Las Que Tu Dieta No Está Funcionando Correctamente

Si tú tratas de seguir una dieta, pero sin resultados, las razones pueden ser más sencilla de lo que piensas. Las soluciones también son más sencillas.

Nada es más frustrante que romperte el trasero en el gimnasio y hacer comidas más saludables, pero sin perder nada de peso. Confía en mí, yo sé; esta es una de las mayores quejas que yo escucho de mis clientes. Muchos de ellos están desesperados por lo resultados y yo siento que ellos han intentado todas las dietas, todos los planes de rutinas de ejercicios y todos los alimentos bajos en grasa del mercado.

Existen dos tipos de categorías de personas con este problema: Personas que no pueden perder peso y personas que pueden perder peso por un tiempo y luego lo vuelven a ganar. En cualquier categoría en la que te encuentres, ten fe: Hay una solución. Tú podrías pensar que hay algún problema hormonal complicado que te impide perder peso, pero en el 99% de los casos, la razón es una de las mencionadas abajo.

¡Mantén en mente que cualquier método que tú escojas para perder peso, debes combinarlo consistente y vigorosamente con ejercicios. Haz ambas cosas y tus opciones de alcanzar tus metas de perder peso aumentarán astronómicamente!

dieta

También te puede interesar leer: 3 Maneras De Introducir Vegetales En Tu Dieta

A continuación te presento las 3 razones por las que tu dieta podría no estar funcionando.

1. Tú No te Apegas a Tu Dieta Suficientemente

Tú intentaste la “Dieta X” por unas semanas, y al principio, tú perdiste un par de libras. Pero la semana siguiente, tú no perdiste ni una onza — aun después de los sacrificios que hiciste. Por lo tanto, decidiste que la Dieta X no es buena para ti y te cambiaste a otro plan. Y así en adelante. Mientras tanto, tu peso se mantiene más o menos igual.

Es tiempo de chequear. El problema no es los planes de dietas que tú has escogido. ¡El problema eres tú! Esto puede sonar rudo, pero el hecho es que no existen dietas mágicas por ahí que pueden súbitamente derretir el peso y mantenerlo fuera de ti. La pérdida de peso puede ser un lento, y algunas veces, un doloroso proceso. Tú tienes que comprometerte a algo por más tiempo que algunas semanas si tú quieres resultados permanentes. Después de todo, tú no ganaste ese sobrepeso de la noche a la mañana, por lo tanto, no esperes rebajarlo de la noche a la mañana.

3 razones por las que tu dieta no está funcionando

Solución: Tu reto es escoger un plan que sea realizable según tu estilo de vida y aferrarte a él. Eso es simple. Deja de estar cuestionando si hay mejores programas por ahí, y comprométete a la tarea que tienes entre las manos. La consistencia es la llave cuando se trata de lograr perder peso. Esto puede que no sea la respuesta sexy que tú esperabas, pero es la pura verdad.

2. Tú No Consumes Suficientes Calorías

La siguiente razón para una dieta sin éxito es un poco intuitiva. Muchas personas piensan que si ellos no están perdiendo peso, es porque ellos están comiendo mucho. Por lo tanto, ellos comen menos. Y mientras esto sea el curso verdadero en algunos casos, reducir drásticamente tu consumo de calorías no funciona a largo plazo.

Cuando tú cortas tus calorías, tú puedes empezar a estar perdiendo músculo así como también grasa. Tú también puedes poner tu cuerpo en modo de supervivencia, ajustándote a menos calorías, ralentizando tu metabolismo.

Solución: En lugar de morirte de hambre, empieza por mantener  un diario de alimentos detallado y preciso por un mínimo de 1-2 semanas. Verás aparecer una fotografía clara y nítida de lo que comes cada día. Luego, haz pequeños ajustes a tus preferencias alimenticias de manera que comiences a perder peso — pero sin perder musculatura.

Empieza con el objetivo de perder no más de  0.5-1.0 de tu peso corporal actual por semana con el fin de maximizar la retención muscular. Si tú pesas 130 libras, trata de perder 0.6-13 libras por semana. Si tu peso es de 160 libras, trata de perder 0.8-1.6 libras por semana.

3. Tú Has Estado Haciendo Dieta Durante Mucho Tiempo

¿Tú te acuerdas de la última vez que estuviste haciendo dieta o haciendo algo para perder peso? Si no estás seguro, probablemente tú te enfocaste en perder grasa durante mucho tiempo. Típicamente, este tipo de personas pasan por periodos en los que están “siendo buenos” y obteniendo resultados, pero finalmente se caen del vagón—duro.

bajar de peso

Este ciclo de cumplimiento / pérdida de peso y falta de cumplimiento / aumento de peso se convierte en un patrón que puede ser difícil de romper. Esto es porque tu organismo tiene un punto de ajuste natural, un cierto peso corporal o nivel de grasa corporal que luchará para mantener.

Piensa que esto es como el termostato en tu casa. Cuando tú no obtienes todas las calorías que requieres durante largos períodos de tiempo, tu organismo se regula él mismo aminorando tu metabolismo, justamente como el termostato de tu casa si la temperatura es muy alta. Este es un sistema regulado diseñado para mantener tu metabolismo en línea con tu ingesta diaria de calorías.

Solución: ¡Dale un descanso a tu cuerpo! Si tú has estado haciendo dieta consistentemente por más de tres meses, o si has gastado demasiado tiempo fantaseando acerca de la pastelería en la calle, dale un descanso a tu dieta. Curiosamente, terminar una dieta a veces puede hacer más fácil perder peso.

Comer normalmente por un tiempo te ayudará a escarbar subsidios, es decir a disminuir tus antojos. Y esto puede hacer más fácil para ti escoger alimentos más saludables, dándote la oportunidad de servirte porciones de comida más razonables y así poder perder peso.

Antes de irte, tal vez te interese pasar por aquí y leer: Elige Qué Es Mejor Tomar Durante el Entrenamiento: Los BCAA O Las Proteínas De Suero

Referencias

  1. Helms, E. R., Aragon, A. A., & Fitschen, P. J. (2014). Evidence-based recommendations for natural bodybuilding contest preparation: nutrition and supplementation. Journal of the International Society of Sports Nutrition, 11(1), 20.
  2. Set Point Settling Points and Bodyweight Regulation Part 1. (n.d.). Retrieved from http://www.bodyrecomposition.com/fat-loss/set-points-settling-points-and-bodyweight-regulation-part-1.html/
  3. Rosenbaum, M., Hirsch, J., Gallagher, D. A., & Leibel, R. L. (2008). Long-term persistence of adaptive thermogenesis in subjects who have maintained a reduced body weight. The American Journal of Clinical Nutrition, 88(4), 906-912.

Fuente: Bodybuilding.com

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.