5 Razones Por Las Cuales Tus Músculos Pueden Temblar Después Del Ejercicio.

La mayoría de las personas han experimentado los músculos un poco o muy temblorosos después de un entrenamiento y es normal suponer que es el resultado de haber sometido a tu cuerpo a tanto ejercicio.

Los principiantes del ejercicio por lo general piensan que sus piernas temblorosas son el resultado de sus niveles bajos de la aptitud, que es a veces el caso. Esos temblores no siempre son debido al factor de “quema” al que muchos refieren y podrían estar relacionados con tu estilo de vida

Fuerte entrenamiento

5 Razones Por Las Cuales Tus Músculos Pueden Temblar Después Del Ejercicio.

Razón Nº Uno. Dormir Demasiado Poco.

Si te decides a cumplir con una clase de cardio o de pesos después de una mala noche de descanso es casi seguro que tus músculos empezarán a temblar en algún momento. El experto en Fitness y nutrición Jay Cardiello advierte que es importante escuchar a tu cuerpo en este caso.

El sueño fortalece tu cuerpo para crecer, así que si te pierdes de un buen descanso, tus músculos pueden llegar a tener un efecto catatónico. Este experto aconseja ponerse al día sobre el buen descanso si estás cansado en lugar de intensificar los entrenamientos.

Razón Nº Dos. El Ejercicio Extremo.

Todos sabemos que es importante ser activo ya que algunos informes recientes sugieren que las mujeres que llevan estilos de vida sedentarios podrían ser más propensas a desarrollar cáncer de intestino, mama y útero. Por esta razón, muchas de esas personas con hábitos sedentarios al sentir miedo de padecer de alguna patología que ponga en riesgo su vida, se lanzan a hacer ejercicios como si fueran unos maratonistas especializados.

Si bien no hay nada malo en empujarte a ti mismo para mejorar tu condición física, es también cierto que tienes tiempo de inactividad. Si te vez temblando tan pronto como comienzas tu sesión del gym, lo mejor es que tomes un cierto tiempo para espirar y hacer una pausa para seguir con un ritmo módico los ejercicios.

Razón Nº Tres. No Comiences El Siguiente Ejercicio Demasiado Pronto.

Todo el mundo tiene que empezar a activarse de alguna manera y si nunca lo intentas, jamás podrás estar en forma. La revista Shape Jay advierte que los primeros temporizadores del ejercicio no deben esforzarse demasiado.

El hecho que sientas que tus músculos están temblando podría ser una señal de que tu cuerpo ha tenido suficiente, si vas a continuar, trata de hacerlo con más calma ya que esto podría significar una lesión en algún lugar del cuerpo.

Al momento que sientas que tus músculos tiemblan, termina la serie y no comiences la siguiente tan de inmediato. Primero recupera fuerzas y cuando sientas tu musculo reestablecido, continua. Es mejor evitar a toda costa sufrir de alguna lesión.

También te recomendamos que leas . . . ¡Músculos Estabilizadores! Los Héroes No Reconocidos Detrás Del Telón.

Razón Nº Cuatro. La Deshidratación.

Los músculos necesitan estar hidratados para que los electrolitos funcionen de la forma más correcta. Si no has estado bebiendo suficiente agua lo más seguro es que luches hasta para hacer incluso los ejercicios más básicos. El culturista Blake Bissaillion aconseja beber dos vasos de ocho onzas de agua antes de un entrenamiento y tres después del mismo, de acuerdo con Live Healthy.

Razón Nº Cinco. Azúcar En La Sangre.

Los temblores en los músculos también puede ser una señal de que tu cuerpo necesita más combustible, después de todo, parte de la razón por la que se trabaja en un entrenamiento de gimnasio es para quemar calorías.

Trata de comer una pequeña porción de comida media hora antes del entrenamiento y otra después, esta ración debe ayudarte con las debidas raciones de reserva de energía y evitara que los niveles de glucosa desciendan demasiado.

Los temblores también puede ser una señal de que el cuerpo necesita potasio y sodio, por lo que tener a la mano una ración de plátanos es muy buena idea.

¿Es Tu Entrenamiento Mejor Si Tu Cuerpo Tiembla?

Cabe destacar que todo lo que aquí les proporcionamos es solo para fines informativos y no es un sustituto de un buen consejo profesional médico. Consulte a un profesional de la salud calificado para obtener asesoramiento médico personalizado.

Recientemente pude observar una clase de entrenamiento donde el nivel de intensidad era (sin duda) más allá de lo que probablemente las personas presentes debían de haber estado haciendo. También pude notar que no hubo mucho calentamiento al principio. Durante algunos de los movimientos de las personas participantes, sus músculos abdominales y sus músculos de los muslos se tambaleaban incontrolablemente.

Entrenamiento intenso

En cierta oportunidad un amigo supo decirme que su terapeuta físico decía que cuando su cuerpo temblaba de esa manera en un entrenamiento, era bueno ya que significa que esas partes de su cuerpo que temblaban eran zonas débiles. Sin embargo, después de algunas investigaciones personales, este hecho de temblores musculares suena más como una señal de que algo está pasando y existe un abuso de la fuerza al no cubrir ciertos requerimientos básicos.

¿El Temblor Muscular Durante Un Entrenamiento Es Bueno O Malo?

Entonces, ¿Cuál es el veredicto final? Muchos programas de ejercicio anuncian un cierto tipo de temblor muscular que sostienen como evidencia de que dicho entrenamiento es eficaz. ¿Pero es el “temblor” a lo que se refiere como un signo de que el cuerpo es cada vez más fuerte?

Los principales kinesiólogos y entrenadores con los que pudimos discutir el tema coincidieron en que el temblor muscular es una respuesta fisiológica a la fatiga muscular, pero no es una señal de que el músculo esté en medio del desarrollo. A pesar de que no es peligroso, no se descarta el hecho de que podría conducir a una lesión y mientras que entrenas hasta llegar al límite del agotamiento, esto ayudará a mejorar tu aptitud, trabajando a través de ese mismo agotamiento.

“El temblor no está asociado con la mejora en términos de fuerza”, confirma Joseph P. Garry, MD, director de medicina deportiva y profesor asociado de la Universidad de Minnesota.

La fatiga muscular puede resultar de uno de varios factores, donde los principales son la deshidratación, la falta de una mejor alimentación o un entrenamiento demasiado duro. Como ya hicimos mención, “En primer lugar, podrías estar deshidratado ya que la deshidratación afecta a todos los sistemas del cuerpo haciendo que se fatiguen más rápido al deshidratarse “, según Keaira Lashae, entrenadora de DailyBurn.com y ex bailarina.

También te recomendamos que leas . . . La Importancia De La Fase Negativa Para Construir Los Músculos.

“En segundo lugar, tal vez tus músculos no tienen tiempo para recuperarse adecuadamente de su último entrenamiento. Esto sucede en especial a las personas que trabajan muchos días seguidos un mismo musculo. Por último, tu músculo puede estar cerca de llegar al fracaso. Esto no significa que sea algo malo, sino que simplemente significa que tu músculo ha estado funcionando lo suficiente por un tiempo considerable y ahora necesita descansar”.

El Cansancio De Los Músculos Y Su Requerimiento Del Descanso.

La última opción parecía la más probable para el kinesiólogo Allan Goldfarb, quien veía un peligro potencial al correr el riesgo de sufrir de alguna lesión por la falta de control.

“Si no controlas la activación de tus músculos con el reclutamiento correcto del nervio y aun así sometes al musculo a cargar cierto peso entonces el control se verá comprometido”, según Goldfarb, profesor de la Universidad de Carolina del Norte, Greensboro, a HuffPost Healthy Living. “Esto podría conducir a la falta de fuerza, la pérdida de equilibrio y, a continuación, podría conducir a una lesión si se sale de las manos el control”.

Indaga Tu Cuerpo Y Visualiza El Punto Crítico.

Todo lo antes mencionado, no significa que la práctica del ejercicio cuando se siente que el musculo tiembla es peligrosa o mala para ti. No, según Lashae: “Demasiadas personas tienen miedo de empujarse hacia un entrenamiento máximo. Cuanto más intenso sea tu entrenamiento, más calorías consumirás y más rápido estimularás una respuesta de quemazón de grasa en tu cuerpo.

Esta teoría tiene mucho sentido, siempre y cuando se tome el tiempo que se necesita para recuperarse descansando y hacer un hábito de agarrar un vaso de batido de proteína post- entrenamiento después de cumplir con cada clase de ejercicios, en realidad no hay nada malo con eso.

Punto critico del entrenamiento

En pocas palabras: si estas en medio de un entrenamiento y comienzas a experimentar sacudidas musculares, es el momento de tomar en serio lo que tu cuerpo está queriendo decir, lo mejor sería detenerse y descansar. No te preocupes de que algo esté mal, pero no te ayudarás a ti mismo si te obligas a exigirle a tu cuerpo algo que naturalmente no puede dar. Solo ten un poco de consideración con él.

­­­­­­­Otra Causa Puede Ser Que Estés Saliendo De Tu Zona De Confort.

No deberías tener mayor preocupación si tus temblores musculares son algo frecuentes cuando entrenas, sobre todo cuando haces ejercicios de fuerza o ejercicios isométricos y tu alimentación e hidratación están bajo control, pues normalmente solo es una señal de que estas trabajando al máximo y que estas saliendo de tu zona de confort, es por esto que no es algo de lo que tengas que preocuparte mucho pues podría ser hasta un indicio de que estas avanzando!. Pero Ojo, nunca dejes de prestar atención a lo que tu propio cuerpo diga.

Estos temblores en los músculos al entrenar (o justo luego de hacer ejercicios) tienen un nombre técnico algo complicado: “fasciculaciones” y se trata solamente de una cuestión de coordinación de los nervios intramusculares. Al entrenar, los nervios envían varias señales a los músculos para que estos se contraigan.

Los temblores en los músculos se dan en las personas que no frecuentan los entrenamientos, por explicarlo de una manera simple se puede decir que los temblores se originan debido a que unas fibras musculares siguen trabajando mientras otras reposan, y cuando un músculo está en forma, todas sus fibras musculares están totalmente sincronizadas y se contraen al mismo momento, por lo que un entrenamiento continuo y progresivo hará que los temblores desaparezcan. (De tratarse de este caso cuando se descarte problemas nutricionales y de deshidratación)

En Conclusión.

Existe una serie de factores que podría afectar el cuerpo y su funcionamiento para originar temblores en los músculos. Dentro de estos factores tenemos la posibilidad de deshidratación. Si consideras que ese puede ser el motivo ya sabes lo que tienes que hacer, ten a la mano siempre tu botella de agua cerca cada vez que entrenes.

No olvides que para evitar este mal debes tener un buen descanso de tu último entrenamiento. Evita los bajones de azúcar, recuerda consumir un pequeño tentempié antes de entrenar, donde una buena opción para tentempié pre- entrenamiento son los frutos secos naturales (ya sabes, sin freír, tostar ni salar).

¿Qué Puedes Hacer Para Ayudar A Tus Músculos Con Los Temblores?

Esta pregunta la respondido con todo lo antes dicho, sin embargo es necesario que la internalices. Debes mantener tus músculos bien hidratados, pues los músculos necesitan agua para obtener oxígeno y funcionar de la forma más correcta. No te saltes los estiramientos para que ayudes a tus músculos a recuperarse del esfuerzo.

También te recomendamos que leas . . . Proteína De Huevo: Un Suplemento Alimenticio A Favor De Tus Músculos.

Loading...

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.