5 malos hábitos que hacen que tus músculos dejen de crecer.

Alerta: tus propios malos hábitos podrían estar haciendo que tus músculos dejen de crecer. Aprende a revertir tus errores y comienza a ver resultados nuevamente. Tu podrías estar perdiendo musculo sin si quiera saberlo. Podrías estar botando a la basura todo lo que trabajas en el gimnasio. ¿Cómo es esto posible? Debido a tus propios hábitos. Hábitos tan arraigados en ti que los ejecutas con costumbre sin pensarlo. Hay costumbres que tú no piensas para ejecutarlas. Costumbres que son parte de tu vida como levantador y que aunque no lo creas necesitas cambiar.

Seguro te sentirás culpable de alguno de  estos malos hábitos que hacen que tus músculos dejen de crecer:

  1. No prestas atención:

Llegas al gimnasio, ves a tus compañeros levantadores y hablas con ellos. Continúas tus charlas mientras calientas y mientras realizas tus rutinas. Press de banca plana, curls de brazos, press de piernas, no importa cual entrenamiento realices. Tú crees que estas realizando los mismos movimientos que llevas practicando durante semanas o meses en tus rutinas.

El peso es el mismo, las repeticiones son las mismas, y el ritmo es el mismo. La verdad, no estas prestando atención. Seguro, estas entrenando de buena forma y llevando a cabo los ejercicios que te corresponden correctamente, pero no estás comprometido con lo que estas realizando. No estás haciendo activamente lo que te propusiste.

Reviértelo: un pequeño “cotorreo” amistoso está bien- después de todo tu meta no es volverte el tipo súper serio del gimnasio que los odia a todos. Pero si de verdad deseas construir más músculos y/o perder grasa necesitas concentrarte y usar tu tiempo sabiamente.

Si de verdad no quieres que tus músculos dejen de crecer debes tanto para el calentamiento como tus rutinas de ejercicios, limpiar tu mente, visualiza el movimiento y concéntrate en la extensión y contracción de musculo. Durante estos breves momentos sumérgete por completo en la rutina que estas realizando. Incluso entre las series mantén la concentración. Si practicas esto el tiempo suficiente desarrollaras con el tiempo un súper poder, un nuevo hábito que llevará a tu físico a donde lo quieres llevar.  

  1. Te alimentas con basura

¿Comes comida rápida frecuentemente? ¿Te permites una comida chatarra? ¿Quizás dos? ¿Quizás tres? ¿Tal vez si lo piensas bien, lo haces un poco demasiado seguido? No seas esa persona que hace un poco ejercicio para poder comer toda la comida chatarra que le provoca.

Mala alimentación causa mala alimentación. En otras palabras, mientras más basura comas, mas basura vas a querer. No escuches al culturista de tu gimnasio que come escondido hamburguesas y papa fritas y pretende equilibrar eso con un batido sano. Lo más seguro es que se tenga que ayudar con fármacos, cosa que deberías evitar dentro de lo que sea posible.

simple-ways-to-lose-muscle-junk-food

Reviértelo: Siéntate, sincérate contigo mismo y echa un vistazo a tu alimentación en los últimos días. ¿Está bien lo que ves? Has un balance de cuanto de eso es comida rápida, chatarra, basura química toxica y cuanto es proteínas, carbohidratos complejos y grasas saludables.

La mayoría de tu dieta debería estar compuesta de pescado, pollo (no frito), pavo, vegetales, frutas, aceites saludables y frutos secos. No de un montón de productos químicos tóxicos que no tienen una función dentro de tu cuerpo y que terminara almacenando como una pequeña tienda de grasa. La comida chatarra una vez por semana está bien. Pero no te engañes, si haces trampa solo te harás daño, a ti, a tu cuerpo y a tus músculos.

  1. Te dejas llevar por lo que sientes

¿Alguna vez has tenido esos días en los que te sientes agotado y adolorido? Que la simple idea de tener que ir al gimnasio hace que quieras regresarte y tomártelo con calma.

Iré mañana te dices a ti mismo. “el gimnasio igual estará en el mismo lugar”… y cosas así. “No es como que mis músculos se van a atrofiar por la noche”. Probablemente tuviste una semana muy ocupada y te es muy difícil reunir las fuerzas necesarias para ir a las barras, seguramente dirás que vas el siguiente lunes. El punto es que habrá días y semanas en las simplemente no esté en ti hacer una buena rutina, entonces ¿por qué si quiera intentarlo?

simple-ways-to-lose-muscle-go-by-feel

Reviértelo: Muy bien es tiempo de terminar con la fantasía, hora de despertar, levantarse y quitarse de encima esa pereza y falta de disciplina.

Hay una historia de cuando Arnold (¿recuerdas? El tipo de terminator) estaba en la universidad y comenzó a estudiar por las noches (nada menos que en su segunda lengua). Él contaba acerca de lo cansado que estaba y de lo mucho que quería cerrar sus libros e irse a dormir, pero en lugar de hacer eso se forzaba así mismo a estudiar por una hora más sin importar nada.

No había duda ni otra opción. Es tiempo de volverte duro contigo mismo, olvídate de estar cansado y entrena. Si realmente lo deseas sacrificaras un poco de descanso por alcanzar tu meta.

  1. Rumbeas demasiado

Haz leído  reportes, esos que dicen que consumir una pequeña cantidad de alcohol es de hecho bueno para la salud. Así llamas a algún amigo y te tomas algunos tragos antes de ir a trabajar o incluso antes de ir al gimnasio.

Te tomas un trago o dos y te sientes bien, así que te tomas unos más. Acto seguido, te consigues a ti mismo tomando más noches a la semana, mientras tanto no estas teniendo éxito en el gimnasio como antes. Cuando tu fuerza se escapa y te falta el aliento mientras entrena, ¿qué es lo que pasa?

Reviértelo: No necesitas ponerte una bata de laboratorio y lentes para decirte que mucho alcohol es perjudicial para tus esfuerzos en el gimnasio. Pregúntate a ti mismo ¿quieres irte de fiesta o quieres construir un físico increíble del que te sientas orgulloso?

Sí, tomarse un trago o dos a menudo es saludable, pero tomar mucho y muy seguido deshidrata las células musculares y detiene el proceso de síntesis de proteínas (el cual construye los músculos realmente) haciendo que los músculos dejen de crecer y por supuesto detiene cualquier proceso que favorezca la quema de grasas. Recuérdate a ti mismo que quieres alcanzar una meta y modera la forma en la que bebes.

  1. Lo ves como un trabajo

Quizás eres de las personas que les da terror ir al gimnasio, no es como que no haya pasado antes, piensas para ti mismo. Adorabas pasar a través de las puertas del gimnasio, levantar peso  y hacer tus rutinas, pero ahora lo siente como un trabajo, entras y en seguida a trabajar. Con el tiempo seguramente comienzas a descuidar ciertas rutinas como el trabajo con las piernas, estiramiento y las rutinas para quemar grasa.

simple-ways-to-lose-muscle-burnt-out

Oficialmente sientes que dejaste de trabajar y a punto de renunciar. No te preocupes, todo lo que necesitas son  unos ajustes y estarás ejercitándote otra vez en poco tiempo. Vamos a tomar  un paso a la vez.

Reviértelo: primero que todo probablemente necesites algún tiempo fuera del gimnasio. Tus articulaciones, músculos y sistema nervioso podrían hacer buen uso de un descanso junto con tu estado mental y emocional. Por supuesto, esto no es un pase libre para que te vuelvas perezoso, te sientes en el sofá y veas Game of Thrones, durante esta semana de “descanso” mantente activa haciendo algún deporte que te guste o una actividad recreacional.

Luego, cuando regreses al gimnasio no caigas en la misma trampa. Revisa tus metas y cada punto de tu lista por hacer- concéntrate, mejora tu alimentación, fomenta la disciplina y reduce la vida fiestera. Revisa tu viejo programa de rutinas y mejóralo. Añade algunos desafíos a los que no estés acostumbrado, tal vez necesites más trabajo de fuerza, estiramiento o ir a un ritmo más rápido lleno de series más grandes y completas. Cualquiera que sea el cambio, asegúrate de que sea algo a lo que no renuncies, que te ayude a quemar grasas y evitara que tus músculos dejen de crecer.

 Quizás deberías echarle un vistazo a alguno de estos consejos alimenticios: https://javierchirinos.com/dieta-para-aumentar-masa-muscular-y-perder-grasa/

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.