Cómo transformar tu cuerpo para siempre

Si estás planeando transformar tu cuerpo y tu vida por completo, tu mente necesita comenzar a trabajar hoy mismo para lograrlo. Hoy te regalamos este plan para cambiar tu programación mental actual.

Muchas personas podrán cambiar su corte de cabello, otros su forma de vestir. Varios se pondrán un poco más pesados, otros incluso mucho más pesados.

Pero muy pocos pueden ir en la dirección deseada, y de esos pocos, una cantidad mínima va a transformar su vida y su cuerpo para siempre.Cómo transformar tu cuerpo para siempre

Cómo transformar tu cuerpo para siempre

1 – Realiza la mayoría de las pequeñas cosas siempre que puedas

He visto unas cuantas transformaciones durante el transcurso de mi vida que me han parecido impresionantes. También he sido testigo de unos cuantos intentos a la mitad, gente que comienza súper motivada y termina perdida en el limbo, y unos impactantes “Qué diablos te pasó?”.

Lo que separa a los pocos afortunados que realizan transformaciones milagrosos del resto no es ni la edad, ni la educación, ni el aspecto socioeconómico ni mucho menos el género. Y definitivamente no es tener un entrenador personal súper estrella.

Es hacer unas cuantas cosas bien.

Ni siquiera tienes que hacer todas estas cosas, porque está bien si te pasas algunas. Solo necesitas hacer la mayoría de ellas, la mayoría del tiempo. Por que las pequeñas cosas, hechas consistente y rápidamente se convierten en cosas buenas.

Así que considera esto como tu trampa “legal”. Las cosas que tienes que hacer para transformar tu cuerpo, desde la perspectiva de alguien que lo ha hecho y ha ayudado a otros a hacerlo.

Cómo transformar tu cuerpo para siempre: gana las pequeñas batallas

Lee también: Cómo Mejorar la Fuerza y Velocidad (Parte II)

2 – Ajusta la mentalidad

Estoy comenzando aquí porque es una parte del proceso el cual la gente suele subestimar. La dieta y el ejercicio son claves, pero la forma en la que piensas es la que te ayuda a seguir adelante cuando las cosas se ponen rudas. Y siempre va a haber un punto en el que se pongan rudas.

Si quieres que esto funcione, necesitas encontrar tu “por qué”. No conozco a nadie que haya logrado hacer su transformación sin encontrar su “por qué”. Tu deberías hacerlo también.

Así que pregúntate a ti mismo: ¿Por qué quieres ponerte delgado y construir músculo?
Se honesto contigo mismo ¿Es para verte mejor? ¿Es para tener la atención de las chicas/chicos? ¿Volver loco/loca a tu ex? Una gran motivación no tiene por qué verse noble ante los ojos de todas las personas. Solo tienes que ser honesto y congruente con tus valores.

Te aseguro que tu por qué va a evolucionar en algo más balanceado como salud o longevidad. Lo que importa es que seas honesto con tus motivaciones.

Comencé a levantar pesas y a alimentarme de la forma en la que lo hago porque quería verme mejor. Hoy en día, aprecio la forma en la que me hace sentir, especialmente durante un día estresante. En ese tipo de días me aferro a mis ejercicios.

Puedes tratar de saltarte este paso o tratar de engañarte a ti mismo, pero entonces estarías marchando al ritmo del tambor de alguien más. Eso generalmente nunca dura. Pero cuando tienes tu “por qué” establecido, este paso se vuelve más claro.

Ponte metas: Este es un tema bien trillado, y por una buena razón. Mientras más específicas sean tus metas, mejores van a ser. “El próximo año, voy a perder peso”, esa es una meta demasiado dispersa. “Voy a perder 10 libras para el 15 de mayo” es mucho mejor, pro no precisamente más fácil.

Corre y después camina: Es común escuchar que la pérdida de grasa o la ganancia de músculo es como un maratón, no una carrera de velocidad. Pero eso no es necesariamente cierto. La realidad es que cambiar tu cuerpo para siempre es una serie de sprints, o de períodos en los que es tu meta principal en la vida, con descansos intercalados, en donde no pujas con tanta intensidad.

Ponte una meta, invierte la mayor energía que puedas para lograrlo, y después evalúa tu progreso.

Haz que tu comportamiento esté a la altura de tus metas: Buenas noticias, no hay mucho que tengas que eliminar de tu vida para obtener una figura impresionante. Malas noticias, hay muchas cosas que has desechado y vas a tener que volver a hacer.

Enfócate en el progreso, no en la perfección: Este es uno de mis consejos favoritos de Stacey Schaedler, es simple pero efectivo.

Solo se claro, vas a arruinar esto. Vas a saltarte los entrenamientos, saltarte comidas, y comerte una torta de chocolate a las 3 a.m., solo y en calzoncillos. Ninguna de estas cosas terminan siendo tan importantes. Esto es lo que es importante: Que eres un poco mejor que la semana anterior.

Cómo transformar tu cuerpo para siempre: ajusta la mentalidad

Lee también: 5 razones para estar en forma | Motivación para entrenar

3 – La conciencia sobre la dieta es poder:

Aquí es donde comienza: Manteniendo un registro de los alimentos. Esta es el arma más poderosa de tu arsenal. Todos deberían sacar algo de tiempo para registrar su ingesta de comidas. Pudieras hacerlo con lápiz y papel o con aplicaciones como MyFitnessPal.

Aquí es donde mucha gente se cae: Al principio ni siquiera tienes que anotar las calorías. Solo registra que te comiste y cuando te lo comiste. Eso es más que suficiente por ahora.

Eso no solo revela tus elecciones de comida (y la dependencia general de la comida procesada), también que comes cuando estás estresado, cansado, trabajando, etc. Las calorías y los macronutrientes también son importantes, pero por ahora no tanto.

Una vez que seas consistente con el registro de tu comida todo va a ir tomando un poco más de sentido.

Come con conciencia: Nunca comas en frente de la tv, a menos que estés tratando de ganar peso. Después te sugiero una bolsa monstruosa de palomitas de maíz acarameladas y una temporada o dos de Games Of Thrones.

Concéntrate en comidas naturales: Esas comidas que no vienen en bolsas y no tienen código de barra. Sé que eso ya lo has escuchado millones de veces, pero es cierto, no puedes basar tu dieta en alimentos procesados por el resto de tu vida.

Como el famoso y popular nutricionista Georgie Fier suele decir, “las comidas procesadas, azúcares y alcohol proveen una saciedad mínima, así que mientras menos de esto haya en tu dieta, mejor. Eso no significa que no puedas comer galletas más nunca, pero si tu dieta está compuesta un 90% por comidas no procesadas, tus señales de apetito y hambre serán mucho más precisas que si escoges Doritos y Pepsi para almorzar.

Así que bien, haz eso.

Y ya que lo acabamos de mencionar, es importante que aprendas a entender tus señales corporales, especialmente el hambre. Por que el aburrimiento no es hambre, tampoco lo es el estrés. Sentirte triste o abrumado, o incluso ansioso.

Ponte tus metas de dieta diarias: Ponte una meta de proteína (una porción por cada comida), una meta de agua (Más de 0.66 onzas por peso corporal al día), y una meta de vegetales (2-3 piezas de vegetal por comida).

Cocina tu propia comida: Al hacerlo me puse más delgado, lo cual no es una cosa mala, salvo por el hecho de que estaba tratando de aumentar la masa corporal. Pero mi dieta no había cambiado tanto, o eso pensé.

Revisando mi registro de alimentos ingeridos, me di cuenta que había dejado de comer en restaurantes varias veces a la semana y que a penas estaba comiendo afuera.Cómo transformar tu cuerpo para siempre: cocina tu propia comida

Evita los “días libres”: Puedes hacerle mucho año a tus aspiraciones al no registrar y saltarte de la dieta TODO el día.

Cada comida indebida que ingieras durante el día siempre será mejor aceptada que todo un día de glotonería, pero para hacer esto bien, es mejor que nos saquemos el chip de saltarnos la dieta, de hacer trampa. Y con eso, me refiero a que no establezcas un día para “Librarte” de la dieta, ni una comida como “placer culposo”. No le des ese tipo de poder a la comida.

Si estas demasiado antojado de comerte algo, solo cómelo. Disfrútalo y sigue adelante.

Pon en práctica estos simples consejos y te encaminarás bien, se que quieres transformar tu cuerpo para siempre, solo tienes que encontrar la disposición y la motivación correcta, lo demás se irá dando. Si estás dispuesto a ser serio contigo mismo, no hay nada que no puedas lograr.

Por ahora me despido, estamos pendiente con los consejos restantes, por  ahora, ve ajustando estos primeros 3 a tu vida. Un fuerte abrazo, nos estamos leyendo.

Si te gustó este artículo, te recomiendo leer también: 4 Hábitos para Perder Grasa que Necesitas Este Año

Loading...

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.