Entrenar En El Gimnasio Con Gripe O Resfriado: ¿Bueno O Malo? + Consecuencias De Ir Con Gripe A Entrenar

0
112

La gripe también la podríamos describir como los resfriados comunes, la cual es un sufrimiento que por lo general se hace común en las épocas del invierno, sin embargo esto no quiere decir que las personas no estén propensos a tener gripe en las demás temporadas del año.

A pesar de que esta enfermedad para mucho es una razón más que suficiente para agarrar un reposo en cama, existen personas que no lo asumen de la misma manera, prefiriendo continuar con sus actividades habituales como si nada les sucediera, bien sea ir a sus trabajos, estudios, labores del hogar y hasta sus entrenamientos en el gimnasio por temor a no poder conseguir sus objetivos a corto y mediano plazo.

Sin embargo, no es necesario tener mucho tacto al respecto, ya que una pequeña infección respiratoria no se hace suficiente para originar un resultado negativo en el momento que vayas a entrenar.

Se realizó un estudio bastante interesante donde se seleccionaron 50 personas comunes a las cuales se le inocularon unos anticuerpos en contra del rinovirus el cual es el que propicia las gripes. Posteriormente este grupo fue dividido en dos: el primero tenía que entrenar llevando entrenamientos durante un tiempo aproximado de 40 minutos y a una intensidad de 70 % de una máxima frecuencia cardiaca durante 10 días seguidos. El segundo grupo tenía que mantenerse completamente en estado de reposo.

Luego de culminado el tiempo del experimento, se hizo una prueba subjetiva la cual consistió en recopilar las informaciones dictadas de los mismos participantes referentes a sus síntomas. Por otro lado se realizó otra prueba la cual consistió en cuantificar los niveles de secreción de la nariz de los que estaba enfermos. Lo que se pudo demostrar y concluir en este estudio fue que no existió diferencia significativa entre ninguno de los dos grupos que desarrollaron el virus.ir con gripe al gimnasio

Lo único que se pudo apreciar fue que se sometieron a entrenamientos largos y luego de ejecutar los ejercicios de resistencia durante un tiempo prolongado, estas personas sí pudieron mostrar algunos efectos negativos en cuanto a la recuperación del propio cuerpo, debiéndose esto a la disminución de la facultad del sistema inmunológico, factor que hacía que tales síntomas se pusieran peores.  Este hecho supone que si se llevan entrenamientos más cortos, la gripe no tendría que verse como un impedimento para rendir de una forma adecuada durante los entrenamientos.

De igual manera, es bien sabido que los ejercicios ayudan a prevenir diferentes infecciones por lo cual se recomienda practicar cualquier tipo de deporte. Sin embargo, cuando se ha agarrado algún resfriado común lo ideal es disminuir el ritmo de la intensidad y mantenerse bastante hidratado de la misma manera como también deben tomarse las precauciones debidas ante los cambios del clima.

Algunos Consejos Si Deseas Entrenar Con Gripe

  • Ten preparado una vestimenta ideal para que no te de frio.
  • Calienta antes de comenzar a ejercitarte.
  • Luego de haber calentado estira todos tus músculos.
  • Toma una mayor cantidad de agua mientras sientas los síntomas de gripe.
  • Debes alimentarte muy bien así este desganado a causa de la gripe.
  • Incrementa la dosis de los antioxidantes.
  • Descansa todo lo que puedas y por las noches trata de dormir las 8 horas completas.

Entrenar En El Gimnasio Con Gripe O Resfriado: ¿Bueno O Malo?

Como todas las cosas, esta decisión es relativa y dependerá del nivel en que tengas los síntomas de gripe así como también de la alimentación que estés llevando. Quizás te caería muy bien hacer un poco de ejercicios sin embargo estos deben de ser con una intensidad moderada y nunca hacer rutinas con pesas pesadas ni con una intensidad suerte como se debe de hacer en los deportes de alta intensidad.

Ten en cuenta que si no puedes optar por un debido monitoreo de tu ritmo cardiaco para poder ver a que intensidad estas entrenando, entonces trata de buscar una práctica de ejercicios los cuales al ejecutarlos no acelere tu corazón y que no te haga doler la garganta debido a la intensidad en la respiración.
Un error bastante común y hasta estúpido entre las personas del gimnasio las cuales cumplen ciertas rutinas con pesas es decir que van a sudar la gripe o el resfriado entrenando, como que si este virus se pudiera hacer salir del cuerpo propiamente por medio del sudor.

Que tomes esta decisión solo harás que disminuyes tus defensas de una manera considerable y esto se debe a que cuando entrenas el líquido plasmático disminuye debido a una mayor contaminación a nivel del plasma de la sangre debido a las consecuencias de los desechos metabólicos y de los radicales libres. Debido a esto tu propio cuerpo tendrá una mayor demanda de energía y generaras un mayor gasto energético.

Cuando estas enfermo en general, hasta con algo tan simple como lo es una gripe, el cuerpo siempre va a tener una tendencia a aumentar su temperatura interior debido a que el organismo está en plena batalla combatiendo el virus. Sumado a esto, cuando se hacen ejercicios también la temperatura del cuerpo aumenta disminuyendo al mismo tiempo la cantidad del plasma en la sangre.

Si haces ejercicios de alta intensidad en los cuales tu presión de la sangre aumenta al igual que tu ritmo cardiaco, tu cuerpo estará obligado a aumentar su temperatura y enviar de su energía no solamente a combatir el virus sino para evitar que te mueras a mitad de tu entrenamiento, y si el cuerpo hace esto, entonces de igual manera terminaras más enfermo aún.

Consideraciones Generales En Cuanto A La Gripe Y La Actividad Física

Quizás los síntomas de la gripe se pueda confundir con otras patologías, por eso es tan importante no descuidar algo tan simple como un resfriado común. La gripe y el catarro son enfermedades diferentes y solo hay que tomar en cuenta sus síntomas.

La mejor manera de contrarrestar cualquier enfermedad del tipo que sea es alimentándonos de una forma adecuada, consumiendo abundante liquido en medio del día y evitando los esfuerzos físicos para evitar que las defensas dejen de trabajar correctamente.

Muchos opinan que el agua de limón sin azúcar es complemento ideal debido a que te permite una buena hidratación al mismo tiempo en que te aporta pequeñas porciones de vitamina C la cual es mejor absorbida por pequeñas cantidades.

Estos consejos más que todo es para las mujeres ya que han demostrado tener más fortaleza para no dejarse tumbar por una simple gripe y a pesar de que pueden asegurar que con una simple gripe pueden continuar normalmente la vida deben de ser prudentes y tomar algunas medidas de precaución ante una gripe o resfriado común.

La idea no es que abandonen sus actividades cotidianas pues estas no representa una actividad de alta intensidad para el cuerpo, sin embargo si deben de dejar de hacer ejercicios físicos fuertes al menos unos días hasta que los síntomas hayas disminuido o desaparecido. No es recomendable ir al gimnasio a hacer rutinas intensas ya que se debe evitar en todo momento que una simple gripe se pueda complicar hasta derivarse en una grave neumonía.

¿En Qué Momento Se Puede Comenzar A Entrenar En El Gimnasio?

Si la gripe o el resfriado se encuentra en su última etapa es probable de que puedas comenzar a hacer ejercicios pero a un ritmo moderado, nunca intenso ya que puedes recaer. Puedes comenzar trotando, haciendo yoga, manejando bicicletas o simplemente Salir a caminar a respirar un poco de aire fresco. Es decir, debes hacer ejercicios donde tu ritmo cardiaco o tus pulsaciones no se pasen de 75 % del máximo de la frecuencia cardiaca.

Si se te es muy difícil controlar tu frecuencia cardiaca por falta de un pulsómetro entonces mide esta frecuencia con síntomas como los siguientes:

  • Dificultad al hablar mientras te ejercitas.
  • Si estas sudando mucho.
  • Si te duele para respirar.
  • Si se te dificulta respirar.

Si estas teniendo alguno de estos síntomas son porque probablemente tu intensidad del ejercicio que estás practicando está muy alta, y de ser así puedes empeorar la situación agravando tu salud.

¿Porque Se Deben Evitar Los Ejercicios De Alta Intensidad Cuando Se Tiene Gripe?

Algunas personas piensan lo opuesto a lo que estamos explicando en este artículo y no es exactamente porque al hacer ejercicios sudes la gripe y hagas que los malestares desaparezcan, ¡NO! Es porque existe una presencia de un  gran bienestar al hacer un poco de ejercicios moderados lo cual puede influir directamente de una manera positiva sobre las respuestas hormonales del cuerpo. Por supuesto, también ayuda la mayor captación del oxígeno.

Sin embargo, a pesar de esta sensación tan placentera se logra enmascarar los verdaderos síntomas que pone la situación peor, como ya lo mencionamos antes, el aumento de la temperatura del cuerpo (hipertensión) genera algunos efectos de desecho dificultando en gran medida la respiración. Para nadie es un secreto que cuando entrenamos intensamente se tiende a respirar de una forma brusca y constante, ya que se necesita recolectar una mayor cantidad de oxigeno con cada inspiración y así enviar este mismo oxígeno por todas las células del cuerpo.

Al mismo tiempo, estas inspiraciones de oxigeno bruscas y constantes generan una cierta irritación de los senos paranasales, la nasofaringe y en sí, toda la garganta, lo cual complicaría todo el panorama de los síntomas de un resfriado común. De esto se pueden generar serias complicaciones de infecciones mayores que requerirán posteriormente de un reposo total obligatorio.

Cuando se entrena a un ritmo moderado no podemos escapar a la tendencia que existe a hacer constantes y hasta rápida nuestras respiraciones (inspiración y exhalación), pero si hacernos que esta acción no sea de una manera tan brusca podremos permitir una mejor distribución del oxígeno a través de todas las células del organismo para que de esta manera las mismas puedan tener de dónde agarrarse para luchar contra el virus y resistir contra los ataques del mismo.

¿Ejercitarse Antes De La Gripe Puede Incidir En La Respuesta Del Cuerpo Ante Una Gripe?

Definitivamente Sí. Efectivamente el ejercicio realizado de una forma intensa o moderada en el momento en que nuestro cuerpo se siente optimo y sano,  podría influir de una manera muy positiva en que el organismo en general responda de mejor forma ante una gripe o un resfriado común combatiendo efectivamente todos aquellos síntomas característicos de este virus, haciendo que no se hagan tan fuertes como para tumbarnos, así como también haciendo que estos síntomas se vallas del cuerpo en un tiempo más corto.

En Conclusión:

Si tienes fiebre es mejor que no entrenes. Si solo te sientes resfriado reduce la intensidad de tus entrenamientos y se moderado en cuanto al tiempo en que vas a entrenar. Si los síntomas no son tan marcador puedes salir a trotar cuando las temperaturas del clima sean más agradables.

Antes de hacer algo de ejercicios es mejor que calientes tu cuerpo y que realices algunos estiramientos para que tu cuerpo tenga la temperatura adecuada y también para que los músculos alcancen una mayor elasticidad. Luego de que termines el entrenamiento, abrígate bien y no permitas que el sudor se seque sobre tu cuerpo.

Báñate cuando veas que tus pulsaciones han alcanzado sus niveles normales y date un buen descanso para que le permitas a tu cuerpo que se recupere en fuerzas y vitalidad. No olvides que si fuerzas mucho tu cuerpo cuando sientes algún malestar de gripe, tu sistema inmunológico se suprimirá, debilitándolo todo tu cuerpo y haciéndolo más vulnerable a las infecciones.

Muchos atletas también dan mal ejemplo y tienen aptitudes bastante irresponsables para sí mismos, y estas mismas aptitudes irresponsables pueden acarrear serias consecuencias inclusive fatales. Un ejemplo de esto fue el caso de una corredora de maratón llamada Gladys, la cual participo en uno de los juegos panamericanos. Esta chica corrió con gripe y efectivamente logro terminar la carrera, pero este fue un acto muy irresponsable de su parte y siendo una imagen del deporte muchos la consideran como un ejemplo a copiar.

No juegues con tu salud, es mejor estar seguros de tu bienestar que correr el riesgo de ponerte en peligro.

Loading...
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here