¿Que No Hacer Al Hacer Sentadillas?

¡Hola! Si estás aquí leyendo esto, quiere decir que deseas una información más profunda acerca de las sentadillas. Ejecutar sentadillas de la forma correcta es vital para conseguir los resultados deseados para aumentar masa muscular y tener un buen rendimiento en el gimnasio. A continuación te compartiré algunas cosas que debes evitar durante una sentadilla.

  • Mantener la espalda hacia arriba: Esto no se debe realizar porque el objetivo de la sentadilla es el de contraer los músculos de la parte inferior del cuerpo, mantener la espalda hacia arriba dificulta esta acción, puede provocar lesiones en la espalda y además no producirá resultados deseados.
  • Movimientos bruscos: Haciendo movimientos bruscos podrás lesionarte o tropezar sin previo aviso. Al realizar sentadillas se debe mantener el equilibrio y controlar los movimientos; para lograr un mejor rendimiento.
  • Saltarse el descenso: La parte más importante de la sentadilla es el descenso, el cual consiste en descender tu cuerpo hasta el nivel deseado; es necesario que hagas esto con calma e intentes mantener tu postura cuadrada, actualmente muchas personas saltan esta parte y dan un paso hacia arriba, acto que va en contra de los resultados deseados.
  • No utilizar pesas:algunas personas optan por no usar pesas con el fin de experimentar una mayor resistencia durante la sentadilla, esto no solo es peligroso sino que resta los beneficios que una sentadilla con pesas puede ofrecer, como la construcción de músculos.

Es importante que si decides ejecutar sentadillas lo hagas de la manera correcta, busca la supervisión de algún entrenador calificado, así podrás verificar si estás cometiendo algún error durante el ejercicio.

Espero que hayas encontrado útil esta información acerca de lo que no se debe hacer al realizar sentadillas, ¡el éxito se alcanza haciendo las cosas bien hechas!

Índice
  1. A Tomar en cuenta
  2. 🏋¿Cómo hacer sentadillas CORRECTAMENTE? Sentadillas bien y mal hechas basado en la evidencia
  3. Cómo MEJORÉ mi SENTADILLA | 8 SIMPLES TIPS
  4. ¿No realizar el movimiento con fluidez?
  5. ¿No controlar el peso de la carga a levantar?
  6. ¿No descender rectos en la fase de bajada?
  7. ¿No mantener una buena postura al hacer sentadillas?
  8. ¿No realizar los movimientos lentamente para evitar lesiones?
  9. ¿No usar elementos auxiliares para la realización de sentadillas?
  10. Por último
  11. ¿Te ha gustado el articulo?

A Tomar en cuenta

  1. Haz calentamiento antes de realizar la sentadilla: es muy importante realizar una pequeña rutina de calentamiento para que el cuerpo se adapte al ejercicio y nuestros músculos no sufran daños. Una buena combinación puede ser andar en bicicleta estática, correr ligero, saltos de tijera, flexiones de brazo, pasos laterales y girar sobre sí mismo los hombros.
  2. Realiza movimientos limpios: debemos mantener una postura adecuada y controlar la bajada para evitar lesionarnos a nivel muscular. No hay que forzar el movimiento ni acelerar el mismo.
  3. Evita llevar la espalda hacia delante: hay que concentrar el peso en las caderas y no en los pies para así mantener la espalda recta y la cabeza alta. Cuidado con no perder la postura para evitar lesiones graves.
  4. No fuerces la máxima flexión: no hay que flexionar totalmente los pies o las rodillas para evitar presionar la zona lumbar. La sentadilla profunda es muy beneficiosa pero hay que ir con precaución para evitar lesiones.
  5. Baja despacio: para evitar lesiones musculares es importante que vayamos con cuidado a la hora de bajar de la sentadilla. No hay que apresurarse y hay que concentrarnos en el movimiento.
  6. Aumenta progresivamente la dificultad: para que la sentadilla tenga un rendimiento óptimo no hay que abusar de los pesos al principio. Primero hay que adquirir resistencia muscular para después agregar peso.

🏋¿Cómo hacer sentadillas CORRECTAMENTE? Sentadillas bien y mal hechas basado en la evidencia

Cómo MEJORÉ mi SENTADILLA | 8 SIMPLES TIPS

¿No realizar el movimiento con fluidez?

Realizar los movimientos con fluidez en la musculación resulta imprescindible para realizar un trabajo de calidad y de forma segura. Para ello es importante que tengas en cuenta algunas recomendaciones fundamentales. No sólo es enfocarse en la cantidad de peso que estás levantando, sino también en cómo lo haces.

Para tener una correcta ejecución de los movimientos con fluidez, los primeros pasos son tomarse el tiempo para prepararte adecuadamente. Siendo el calentamiento previo un punto muy importante. Después de haber realizado algunos movimientos de calentamiento, estás preparado para empezar con el entrenamiento de forma correcta.

La correcta respiración, con una buena inhalación y exhalación, es también un factor a tener en cuenta durante cada movimiento. Además, es importante que vayas a un ritmo constante, sin hacer pausas entre contracciones o extensiones. Esto contribuirá a la fluidez de los movimientos, dándole a tus músculos un trabajo más intenso.

pero no menos importante, es ser consciente de la postura del cuerpo. Una buena postura corporal hará que los movimientos sean más fluidos y eficientes. Procura mantener la espalda recta y los pies firmemente apoyados en el suelo.

Espero haberte ayudado a tener un entrenamiento correcto y con los resultados esperados. Recuerda que la fluidez en los movimientos es fundamental para obtener resultados óptimos:

  • Toma tu tiempo para calentar.
  • Respira correctamente.
  • Mantén un ritmo constante.
  • Asegúrate de tener una buena postura corporal.

¿No controlar el peso de la carga a levantar?

No controlar el peso de la carga a levantar puede resultar realmente peligroso, especialmente para aquellos que están iniciando en los ejercicios de musculación. Si escogemos una carga demasiado pesada para nuestro nivel de resistencia, podemos sufrir lesiones innecesarias. Pueden ser desde lesiones leves hasta problemas graves como esguinces y desgarros musculares.

Es importante entonces que consideremos nuestro nivel de capacidad y también hayamos conocimiento suficiente sobre los riesgos y los métodos adecuados para levantar cargas. El calentamiento y la preparación previa son fundamentales antes de iniciar los ejercicios. Debemos calentar los músculos para prepararlos para el estrés y el esfuerzo a los que se someterán durante el entrenamiento.

Una buena manera de iniciar con el levantamiento de pesas es empezar con pesas ligeras y luego ir aumentando gradualmente la carga. Esto nos permitirá acostumbrarnos al esfuerzo y reducir el riesgo de lesiones. Al mismo tiempo, tendremos que entrenar con cuidado, asegurándonos de levantar la carga correctamente y evitando movimientos bruscos.

Es importante tener en cuenta que el objetivo no es levantar pesas lo más pesadas posible, sino trabajar los músculos de forma efectiva. Por eso, tenemos que hacer concentración en los movimientos adecuados para lograr un buen resultado. Además, debemos concentrarnos en nuestra respiración, manteniendo un ritmo constante para maximizar el rendimiento.

Es importante que los principiantes sigan los consejos de un experto o instructor, para que ganen la confianza necesaria para levantar pesos seguros. Un instructor certificado puede ayudarnos a entender mejor la técnica correcta y las posibles lesiones relacionadas con el levantamiento de pesas. Si sigues estos consejos, los resultados se verán en poco tiempo.

¿No descender rectos en la fase de bajada?

¿No descender rectos en la fase de bajada?

La ejecución correcta de los movimientos durante el entrenamiento de fuerza son fundamentales para obtener unos resultados satisfactorios a corto, medio y largo plazo. Por ello, la fase de bajada del movimiento no debe ser descuidada, y menos todavía si se desea conseguir un incremento significativo en tamaño, fuerza y potencia muscular.

Durante la fase de bajada del ejercicio, el músculo principalmente es el encargado de resistir a la gravedad y de extender la articulación contraria a la dirección de esfuerzo, con el objetivo de amortiguar el movimiento y reducir el impacto articular. Esto quiere decir que al bajar la carga con rapidez, aunque el movimiento es corto, se transmiten grandes cargas a la articulación, lo que puede ocasionar lesiones o micro lesiones.

Te damos 3 consejos para evitar descender de forma recta:

  • Mantén tu torso estable durante toda la fase de bajada.
  • Utiliza músculos antagonistas que actúen como amortiguadores.
  • Exhala profundamente mientras llevas a cabo la fase de bajada.

Aunque el objetivo principal durante la fase de bajada es absorber el golpeteo y controlar la velocidad del movimiento, además hay otros objetivos secundarios. Uno de los principales es aumentar la estimulación muscular, permitiendo al entrenado una mayor consciencia muscular. Para conseguirlo se recomienda bajar la carga con un ritmo constante, sin hacerlo abruptamente, de forma que se mantenga un equilibrio entre control y resistencia.

Por otro lado, otra forma de mejorar la fase de bajada es realizarla con una ligera flexión en la articulación, obteniendo así un aumento del volumen muscular. Esto se conoce como “descenso con flexión”, y es especialmente útil en aquellos ejercicios multiarticulares en los que los músculos trabajan para reducir el grado de flexión de la articulación.

De cualquier forma, es importante recordar que no siempre los mejores resultados se consiguen con mayor rapidez o descensos extremadamente lentos. Siempre hay un punto intermedio óptimo que dependerá de las necesidades del entrenado y del tipo de ejercicio que se realice.

¿No mantener una buena postura al hacer sentadillas?

¿No mantener una buena postura al hacer sentadillas?

Es muy importante mantener una buena postura al hacer sentadillas, ya que esta es la base para evitar lesiones y mejorar la técnica. No hay duda de que las sentadillas son uno de los ejercicios más populares entre los amantes del culturismo y el fitness por su capacidad para desarrollar fuerza y aumentar la masa muscular. Sin embargo, muchas personas no se toman el tiempo suficiente para aprender la correcta postura para realizar esta actividad y pueden experimentar lesiones debido a este descuido.

En primer lugar, es necesario que tu espalda esté recta para evitar problemas relacionados con la columna vertebral. Esto significa que debes estar lo más erecto posible y concentrarte en tu técnica en lugar de simplemente concentrarte en levantar el peso más rápido posible. También es recomendable abrir tu pecho para que se expanda, esto te ayudará a lograr una mejor postura y equilibrio al realizar la sentadilla.

Es fundamental que hayas encontrado la distancia adecuada entre tu cuerpo y el peso. Recuerda que la mayoría de las sentadillas se realizan con una barra con pesas. Si el peso está demasiado cerca de ti, no podrás enderezarte al final del ejercicio o tus rodillas podrían bloquearse. Por otro lado, si el peso está demasiado lejos, tendrás que adoptar una postura incorrecta con el fin de equilibrarlo y esto puede producir molestias en tu espalda.

Una vez estés en posición, debes centrarte en bajar lentamente el peso mientras mantiene la espalda recta. Tu objetivo es descender hasta que tengas los muslos paralelos con el suelo. Si los muslos no están paralelos, significa que has ido demasiado lejos, así que tendrás que presionar tus lumbares para que vuelvan a su posición inicial. Además, al final de cada sentadilla, tienes que levantar el peso asegurándote de que tus glúteos son los primeros en movilizarse.

recuerda que la postura correcta es la clave para realizar una sentadilla correctamente. Aunque suene como una actividad sencilla, no se trata solo de levantar un peso y dosificar la cantidad de repeticiones, requiere práctica para conseguir la técnica correcta.

¿No realizar los movimientos lentamente para evitar lesiones?

En el mundo de la nutrición deportiva, dietética, fitness, culturismo y musculación, la velocidad con la que se realizan los ejercicios es algo tremendamente importante. Muchas personas piensan que efectuar los movimientos más rápido es la clave para mejores resultados, sin embargo esto puede ser verdadero para algunas rutinas, mas no siempre.

Hacer las cosas lentamente, no quiere decir que no harás buenos resultados. Lo que si es cierto, es que tendrás un control total sobre tu cuerpo, logrando así tener una estabilización de tu postura y equilibrio correcto. Esto repercute directamente en tu fuerza, resistencia y también en la prevención de lesiones.

Por lo tanto, no realizar los movimientos lentamente para evitar lesiones, podría significar niveles avanzados de lesiones, como luxaciones, tendinitis, entre otras.

Al efectuar los movimientos de manera gradual, permitirás a tus músculos activarse de la forma correcta, logrando una mayor fuerza, resistencia y coordinación, mejorando tu rendimiento en el entrenamiento.

Un entrenamiento lento, bien coordinado y practicado con constancia, te dará los resultados deseados. Si tu objetivo es mejorar tu postura corporal, aumentar la resistencia, mantenerte saludable y prevenir lesiones, los movimientos lentos son la mejor opción.

Por supuesto que los movimientos lentos no se limitan exclusivamente a los ejercicios. Puedes aplicar la misma lógica a tu rutina automatizada, como por ejemplo:

  • Alimentarte lentamente, masticando bien los alimentos. De este modo, te sentirás lleno antes, evitando así el exceso de calorías.
  • Toma descansos. Procura conciliar un buen sueño, descansa adecuadamente entre cada sesión de entrenamiento y relájate durante tu tiempo libre.
  • Realiza actividades placenteras. Esto te ayudará a despejar la mente y relajar el cuerpo.

realizar los movimientos lentamente, no solo para evitar lesiones, sino para lograr mejores resultados, ha demostrado ser muy eficaz para mantener la salud y buen rendimiento. Evita los movimientos bruscos, pero procura mantener el ritmo sin dejar de lado la intensidad. Goza de tu entrenamiento.

¿No usar elementos auxiliares para la realización de sentadillas?

Si eres un seguidor de la musculación, entonces debes estar enterado de que para efectuar la sentadilla se recomienda el uso de elementos auxiliares, como pesas, mancuernas y hasta la utilización de aparatos mecánicos. Estos elementos pueden ser excelentes aliados para incrementar la ganancia muscular en las piernas, sin embargo, existen ciertos beneficios al no usar este tipo de herramientas.

Para empezar, al no utilizar elementos auxiliares durante el entrenamiento de ejercicios compuestos, como es la sentadilla, podemos mejorar nuestra técnica y eficiencia en su realización. Esto nos permitirá evitar posibles lesiones derivadas del uso inapropiado de aparatos o pesas que perjudican la postura corporal y la forma en que realizas los ejercicios.

Además, destacaría la importancia de mejorar la fuerza explícita de cada uno de los principales músculos implicados en la sentadilla; es decir, trabajar en forma directa con el propio peso del cuerpo sin ningún auxilio externo (mancuernas, pesas, etc). Esto te dará la capacidad de controlar mejor la secuencia temporal y el llamado "tiempo de vuelo" que se produce durante cada repetición.

Finalmente, realizar una sentadilla sin elementos auxiliares aporta un mayor desafío al entrenamiento. Si tu objetivo es maximizar la ganancia muscular, entonces deberías intentar disminuir el tiempo de descanso entre las series en las que estés trabajando y hacer participe de forma activa todos los grupos musculares principales involucrados en la sentadilla.

Al practicar sentadillas sin el uso de elementos auxiliares, aprenderás a mejorar tu técnica, a controlar tu cuerpo y, sobre todo, a desarrollar la fuerza de tus principales grupos musculares. ¡Prueba y verás los resultados!

Por último

No te limites a realizar sentadillas, porque el culturismo y la musculación van más allá. Si deseas obtener los mejores resultados, tienes que hacer una variedad de ejercicios, desde sentadillas hasta flexiones y elevaciones de glúteos. No cometas el error de no utilizar peso cuando hagas sentadillas. Puede ser tentador no usar ningún tipo de peso para realizar sentadillas, pero esto no te ayudará a alcanzar tus objetivos. Para lograr una buena definición muscular, tienes que trabajar con pesas.

No descuides tu postura. Al hacer sentadillas, debes asegurarte de mantener la espalda recta y el pecho erguido, para evitar lesiones en la espalda. Utiliza un espejo de cuerpo entero para verificar que tu postura sea correcta.

No ignores la respiración. La respiración es muy importante al hacer sentadillas. No olvides inhalar profundamente antes de iniciar el movimiento, y exhalar profundamente al levantar el peso. También debes evitar detener tu respiración durante el movimiento.

para obtener los mejores resultados al hacer sentadillas, debes variar los ejercicios y aumentar la cantidad de peso que levantas, mantener una buena postura, prestar atención a tu respiración y evitar ignorar los demás ejercicios de musculación. Sigue esta guía para lograr tus objetivos de forma segura y eficaz.

¿Te ha gustado el articulo?

¿Ya conoces los pasos a seguir para realizar sentadillas en forma correcta y efectiva? Ahora que ya estás al tanto de los errores que debes evitar, ¡no esperés más! Comparte esta información con tus amigos y conoce sus opiniones. No olvides poner en práctica toda la información aquí expuesta y sacar el mejor resultado. Si tienes alguna duda o pregunta, no dudes en dejar tu comentario a continuación o contactanos para resolverlas. ¡Nos gustaría saber tu feedback!

►Te puede interesar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Tu puntuación: Útil

Subir