Incrementa tu fuerza en todos los ejercicios de espalda

¿Quieres una manera rápida, sencilla e inmediata de aumentar la cantidad de peso que puedes levantar en virtualmente cada ejercicio para la espalda que realices? ¿Suena demasiado bueno para ser verdad?  Digo la verdad, amigo mío, y la realidad es que si no estás utilizando estos accesorios básicos de entrenamiento, estarás limitando seriamente tus ganancias de músculo y fuerza.

 agarraderas

Las agarraderas para incrementar la fuerza y el tamaño muscular

Esta es una pieza fundamental y altamente eficaz y sin embargo mucha gente no las usa. Para aquellos de vosotros que no sean conscientes, estas son básicamente un conjunto de correas gruesas de un material extremadamente resistente que se colocan alrededor de tus muñecas y luego se envuelven alrededor de la barra, mancuernas o cable.

El propósito de las agarraderas es “eliminar” el agarre de la ecuación mediante la formación de una conexión segura entre la muñeca y el peso. Si utilizas estas correas adecuadamente básicamente puedes sostener la barra y realizar tus ejercicios mientras que al mismo tiempo no desperdicias nada de energía en el agarre.

¿Por qué son tan valiosas?

Imagina este escenario… Estás realizando una serie de peso muerto (posiblemente el ejercicio más poderoso de todos los ejercicios de musculación conocidos por el hombre) con el objetivo de realizar 8 repeticiones. Te concentras y te mentalizas, sujetas el peso y despegas la barra del suelo, la serie va bien, pero llega un momento en el que vas por la repetición número 5 y la tensión en tu agarre es tan grande que ya no puedes aguantar más, por lo que te ves obligado a soltar la barra y terminar la serie ya que tus antebrazos han llegado al fallo muscular, aunque tu espalda no.

¿Qué ocurrió exactamente aquí?

Bueno, te diste un entrenamiento antebrazo increíble, ¡Felicitaciones! Desafortunadamente, has limitado la cantidad de estimulación muscular que podrías lograr en la espalda, los hombros, las piernas y casi todos los demás músculos de tu cuerpo, los cuales trabaja el peso muerto y esto no es una buena cosa precisamente.

Las agarraderas eliminan completamente este problema asegurándote de que puedes alcanzar el fallo muscular en los principales grupos de músculos en los que tienes la intención de dirigirte en lugar de en los antebrazos y el agarre. Pueden ser utilizadas con eficacia para casi todos los ejercicios de espalda o cualquier otro levantamiento donde el agarre es motivo de preocupación.

El principal argumento en contra de las agarraderas es la idea de que son una “muleta” y afectarán negativamente al desarrollo de la fuerza de prensión y el tamaño del antebrazo. Seamos realistas aquí. ¿Qué prefieres, una mayor masa muscular y fuerza en tus dorsales y espalda alta (y casi cualquier otro grupo muscular en tu cuerpo) o una mayor capacidad de abrir la tapa de un tarro de pepinillos o mermelada? Elige la opción que más te guste.

Los efectos positivos de las agarraderas sobre tus ganancias globales de masa muscular y fuerza se superan con creces cualquier efecto negativo que estas puedan tener sobre tus antebrazos y agarre. Además, se puede incorporar fácilmente movimientos de antebrazo específicos en tu rutina para desarrollar tu fuerza de agarre y el tamaño del antebrazo.

Si no estás usando unas agarraderas o correas de levantamiento todavía, ponte ya manos a la obra. Las puedes encontrar en casi cualquier tienda que venda equipamiento deportivo o incluso en muchas tiendas de suplementación, y por 10-15 dólares que valen, me parece que salen bastante rentables.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.